Local

La Junta garantiza la legalidad del 90% de los chiringuitos

Dice que no habrá manga ancha con la ley tras el traspaso de competencias.

el 05 ene 2010 / 19:19 h.

TAGS:

Ávila y Alonso junto a empresarios del sector tras la reunión de ayer en Málaga.

En unos meses, será la Junta la que asuma las competencias de los chiringuitos y la que tendrá también que aplicar la Ley de Costas, que obligaría a sacarlos de la arena. El sector lleva meses con el alma en vilo aunque ahora respiran algo más tranquilos después de que el consejero de Presidencia, Antonio Ávila, asegurara ayer que "más del 90% de los chiringuitos son plenamente legales o susceptibles" se llegar a serlo. Eso sí, en lo que fue tajante es en que "la ley es la ley", la aplique quien la aplique.

Ávila hizo estas declaraciones al término de la primera mesa de negociación en torno a la que se sentaron Junta y empresarios. La cita, a la que acudió también el consejero de Turismo, Luciano Alonso, tuvo lugar en Málaga y su cometido era tratar el traspaso de las competencias del litoral a la Junta por parte del Estado. Esto, según Ávila, podría ser una realidad durante el primer trimestre de 2010, momento a partir del cual las consejerías de Vivienda y Ordenación del Territorio, Turismo y Medio Ambiente empezarán a hacerse cargo de la gestión del litoral.

Para el consejero de Presidencia, el traspaso "tendrá un efecto decisivo sobre esta seña de identidad del turismo andaluz"y recordó que esta solicitud -que se recoge en el Estatuto de Autonomía- fue realizada por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a su homólogo en el Gobierno Central, José Luis Rodríguez Zapatero quien tuvo, dijo, "disponibilidad política". Sin embargo, matizó, la ley vigente "no es susceptible de modificación a causa del traspaso", a lo que añadió que "las leyes dicen lo que dicen y no son interpretables".

Al respecto, el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa, Norberto del Castillo, señaló ayer tras la reunión que el problema no está en la ley, sino en su forma de aplicarla y en "la lentitud" por parte de la Administración central en esta aplicación. Asimismo, el empresario valoró el interés de la Junta para que el sector de los chiringuitos "tome impulso, tras unos años muy anclado" y añadió que "por mucho que queramos somos un destino de sol y playa, y debemos ser los líderes en este sector". De esta forma, Del Castillo apuntó que hasta ahora la administración y el sector han tomado caminos distintos "por el distanciamiento de las relaciones" pero se mostró confiado en que el traspaso de competencias "nos acerquen a una administración más próxima".

Polémica. Desde que el Ministerio de Medio Ambiente anunció que había que cumplir la Ley de Costas de 1988 y erradicar aquellas construcciones fijas levantadas sobre la arena de la playa, el sector, que genera 500 millones de euros al año y emplea a 40.000 personas, ha vivido momentos críticos. La amenaza de derribo de los chiringuitos de la costa andaluza generó una polémica que hizo peligrar uno de los sectores más fructíferos de la economía andaluza. Finalmente, el Gobierno se comprometió a ceder las competencias a la Junta y garantizó que en los casos en los que no sea posible desplazarlos del litoral a otra zona más interior, se quedarán donde están ahora. De hecho, tras acometer una radiografía de la situación de los chiringuitos en la costa andaluza, Medio Ambiente estimó que de los 642 que existen, un "porcentaje elevado" mantendrían su actual ubicación.

Desde que empezaron a caducar las licencias otorgadas en 1988 para este tipo de establecimientos, muchos siguen pendientes de una renovación que ha de hacer frente a exigencias como la de no estar a menos de 200 metros de otro chiringuito y en la actualidad se están estudiando caso por caso. Esta dilación en el tiempo es una de las principales quejas de los empresarios, que ven cómo sus negocios penden de un hilo en plena crisis económica.

  • 1