La Junta garantizará tres comidas al día a niños en riesgo de exclusión

Se articulará a través de los comedores escolares e irá dirigido a los 100.000 alumnos con rentas más bajas. El decreto ley de lucha contra la exclusión social será aprobado en Consejo de Gobierno en dos semanas.

el 18 abr 2013 / 21:03 h.

comedor escolarEl Gobierno andaluz quiere garantizar vía decreto ley al menos tres comidas al día para todos los niños andaluces en riesgo de exclusión. La medida irá incluida en el futuro decreto ley contra la exclusión social –que la Junta prevé aprobar en Consejo de Gobierno dentro de dos semanas– y se articulará a través de los 1.800 comedores escolares que existen en Andalucía. Se trata de ampliar una política que ya existe, puesto que la Consejería de Educación destina 7,5 millones de euros al mes a alimentar a los alumnos con más dificultades económicas (a final de año el presupuesto habrá ascendido hasta los 8,5 millones). Con ese dinero, que se reparte entre las familias a modo de bonificaciones, se busca que el niño reciba “al menos una comida fuerte al día”. Alrededor de 200.000 estudiantes andaluces disfrutan este curso de comedor en los colegios y la mitad (casi 100.000), no paga nada por el servicio. La medida del decreto de exclusión social iría dirigida a una parte aún por determinar de este último grupo, cuyo nivel de renta es tan bajo que logran acceder a la subvención del 100% del precio del menú. “Somos conscientes de que la función de la escuela no termina en los rendimientos académicos, hoy nuestros comedores rozan una función asistencial”, contó la consejera de Educación, Mar Moreno, en una entrevista con este periódico. La consejera de Presidencia, Susana Díaz, anunció ayer la medida en una entrevista con la Cadena Ser. Díaz explicó que uno de los ejes del futuro decreto contra la exclusión social será el de solidaridad alimentaria, que servirá para crear “una red que garantice al menos tres comidas al día” de lunes a viernes –desayuno, almuerzo y merienda– a todos los niños al borde de la pobreza extrema, una realidad que ya no sólo se circunscribe a los barrios más deprimidos, sino que afecta a seis de cada cien menores de la comunidad autónoma. En Andalucía no hay comedor escolar en todos los colegios, pero sí prácticamente en todos los que están ubicados en zonas deprimidas, y que atienden a la población escolar más necesitada. “Hay que poner el rostro a la crisis a través de nuestros menores, que son los más vulnerables en un momento de mucha debilidad. Tenemos que ser contundentes”, sentenció Díaz. La red alimentaria, que contará con una dotación económica de 16 millones, no sólo implicará a los comedores escolares, también se llevará a cabo a través de ONGs y de Centros de Día, para abastece a los ancianos más necesitados (el segundo colectivo más vulnerable). Mañana y tarde. Las familias andaluzas pagan un precio público por el comedor escolar [el coste del menú diario es de 4,5 euros y lleva varios cursos congelado], y en función de su renta reciben subvenciones parciales o totales. En 2008, el 20% de los niños que acudía al comedor escolar disfrutaba de gratuidad total, en la actualidad ese porcentaje alcanza al 50%. En los últimos Presupuestos autonómicos, los fondos para sostener los comedores y las bonificaciones a las familias aumentaron un 14%. Cuando el decreto contra la exclusión habilite el servicio de comedor para otras dos comidas al día, los colegios tendrán que ampliar el servicio de aula matinal (abren a las 7.00 de la mañana para algunos niños y sirven desayunos) y las actividades extraescolares (para los que se quedan por la tarde mientras sus padres trabajan, y a veces les dan merienda). Los sindicatos de la enseñanza y las asociaciones de padres y la Mesa del Tercer Sector, que agrupa a las principales ONGs, aplaudieron el anuncio de la Junta. CSIF, CCOO y UGT aprovecharon para reclamar a Educación que mantenga el servicio de comedor en verano. El PP tildó la medida de “demagógica” y denunció que Educación acumula impagos a las empresas de catering que abastecen a los comedores escolares.

  • 1