Local

La Junta ignora la recesión y confía en remontar en 2009

Los pronósticos apuntan que España entrará en recesión a finales de año, pero la Junta ignora los peores augurios y mantiene que Andalucía crecerá el 1% en 2009 y que la crisis remontará en la segunda mitad del próximo ejercicio. PP e IU hablan de "engaño", "oportunidad perdida" o "paso atrás".

el 15 sep 2009 / 18:16 h.

TAGS:

Los pronósticos apuntan que España entrará en recesión a finales de año, pero la Junta ignora los peores augurios y mantiene que Andalucía crecerá el 1% en 2009 y que la crisis remontará en la segunda mitad del próximo ejercicio. PP e IU hablan de "engaño", "oportunidad perdida" o "paso atrás".

33.764 millones de euros para "luchar contra la crisis y contra el paro", según la Junta. Dinero "al servicio de la burocracia, el despilfarro y la empresa pública", según el PP. Unas cuentas con "tres víctimas: los trabajadores, los autónomos y los ayuntamientos", para IU. El Presupuesto andaluz pasó ayer su primer trámite en el Parlamento con los únicos votos del PSOE.

Los números, que regirán el futuro de la comunidad autónoma en un momento muy crítico y en mitad del estallido mundial de la burbuja financiera, fueron argumento de la pelea política entre los dirigentes andaluces. La situación de "emergencia" que describió la oposición no caló en el debate, de tono bronco como es habitual.

El vicepresidente segundo del Gobierno y consejero de Economía, José Antonio Griñán, mantuvo la previsión de crecimiento del 1% de la economía andaluza para 2009. Lo hizo pese a que ayer mismo el Gobierno de la nación admitió que va a corregir a la baja ese dato en un entorno "cambiante y no para mejor". Los organismos internacionales apuntan un clima de recesión para los países de la UE y "nunca antes se había elaborado un presupuesto con tantas incertidumbres", admitió Griñán. No obstante, optó por una lectura que admitió puede sonar "excesivamente optimista" y, como enunció el Fondo Monetario Internacional, apostó porque a partir del segundo semestre de 2009 se pueda "invertir la tendencia y recuperar la senda del crecimiento". A ello, defendió, deben ayudar "factores externos" y "contribuirá" el Presupuesto.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se encargó de defender la posición de su partido y aunque retó al presidente Manuel Chaves a darle la réplica, se quedó sin cara a cara. Arenas, alejado del debate de guante blanco que protagonizó un día antes Mariano Rajoy en el Congreso, lamentó que el Gobierno andaluz "se empecine" en mantener unas previsiones económicas "irreales" que generan "desconfianza y desconcierto" y recordó que la Junta ya ha modificado a la baja en seis ocasiones la previsión para este año. "Decía que había que decirle la verdad a los ciudadanos", ironizó sobre una frase reciente de Chaves. Sobre el Presupuesto, el líder del PP-A aseguró que son "la quinta mentira" y recordó como en su discurso de investidura el pasado abril, el presidente andaluz aún se resistía a hablar de crisis y mencionaba "una cierta desaceleración económica".

"Quién no haya mentido que levante la mano", replicó Griñán, que recordó que la previsión de crecimiento del PP en su programa electoral era del 3%. "Era imposible predecir el desplome", agregó. Para el consejero de Economía "las líneas maestras" que han guiado este Presupuesto son "el diálogo" -con los partidos, los empresarios y los sindicatos-, "la lucha contra la crisis económica", "las familias andaluzas, a las que se destina más de las dos terceras partes del gasto" y "los ayuntamientos". Y todo, defendió, planteado "desde la austeridad y el ahorro". Un Presupuesto, ensalzó, que bate récords: 8.620 millones para inversiones y fomento de la actividad económica, con especial apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

"¿Reformas? Ni una", lamentó Arenas, dan "alergia a un Gobierno conservador". "Lo más caro en tiempos de crisis es esperar y eso es lo único que usted sabe hacer", espetó a Chaves. El PP apostó por una bajada de impuestos, por fomentar la austeridad (recortando consejerías y altos cargos) y por inyectar liquidez a pymes y a familias.

El portavoz de IU, Pedro Vaquero, aseguró que el Presupuesto andaluz "no vale" porque la crisis es "más seria y profunda" y lamentó que el Gobierno andaluz "no haya acertado aún con sus pronósticos". Las cuentas, dijo Vaquero, son "un paso para atrás".

  • 1