lunes, 10 diciembre 2018
10:26
, última actualización

La Junta inyecta 94 millones al pequeño comercio, “sector refugio” de la crisis

Representa el 12% del PIB regional, da trabajo a más de 460.000 personas y en los últimos años ha abierto 1.626 tiendas nuevas, ha repuntado el empleo y la afiliación a la Seguridad Social.

el 09 dic 2014 / 14:55 h.

SEVILLA. COMERCIOS CENTRO Calle comercial del centro de Sevilla. El Gobierno andaluz ha aprobado esta mañana el plan de reactivación del comercio interior, que se desarrollará en el periodo 2014-2017, y que contará con casi 94 millones de euros. En él van incluidas una serie de estrategias para apoyar fiscalmente y con subvenciones a las pequeñas y medianas empresas del comercio y a los autónomos, de un sector que representa el 12% del PIB andaluz. En esta comunidad autónoma hay registradas 139.423 empresas comerciales. El 60,4% no cuenta con empleados asalariados, el 24% tiene uno o dos contratados, y el 9% entre tres y cinco trabajadores. Es decir, que el 93,3% de comercios de Andalucía tiene menos de cinco asalariados. El plan que ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno se dirige a esta realidad marcada por las microempresas, la economía familiar y los autónomos. La Junta no pierde de vista la perspectiva de que todo este sector depende enteramente de la capacidad de gasto y de consumo de la gente, de la renta familiar disponible, que en los últimos años ha caído vertiginosamente a consecuencia de la crisis y “de las políticas restrictivas del Gobierno central”, ha apuntado el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez. En estos últimos años de recesión económica, el gasto medio por persona en Andalucía ha disminuido un 19,5% y el gasto por hogar ha caído un 25,2%. Además esto se une a la dificultad de estos pequeños comercios para acceder al crédito bancario, lo cual impide las inversiones necesarias para ser competitivo, o incluso a llegar a fin de mes. Y pese a todo esto, según los datos de Turismo, desde 2010 sus ventas han crecido un 15%, aunque sólo un 5% de empleo. Este año esa tendencia al alza parece afianzarse, con un 1,3% más de afiliaciones a la Seguridad Social (466.269 trabajadores, de los que 147.840 son autónomos), y una caída del paro del 0,6% en los dos últimos años. Además mientras el número de empresas que han cerrado desde 2010 a 2013 ha aumentado, los establecimientos comerciales han aumentado en 1.626 más en ese mismo periodo. “El comercio interior se ha convertido en un sector refugio a la crisis”, ha sentenciado Rodríguez. El plan prevé modernizar las pymes, fomentar el asociacionismo, mejorar los canales de distribución de la producción andaluza hacia los negocios locales, impulsar la cualificación profesional de sus trabajadores y, como gran reto, preservar el equilibrio entre el gran y el pequeño comercio. Sin embargo, en el camino se queda una de las pretensiones políticas de IU más difundidas en los últimos dos años: el impuesto a las grandes superficies comerciales, una nueva tasa con la que la Consejería de Turismo pretendía gravar a las multinacionales y grandes centros comerciales por ocupación del espacio urbano, y revertir ese dinero en las pymes (se calcularon más de 20 millones de euros), para así intentar equilibrar las fuerzas de un sector donde la competitividad entre el grande y los pequeños es muy desigual. “Este Gobierno no está en contra de ningún formato comercial, pero queremos que todos compitan en igualdad de condiciones”, apuntó Rodríguez. Este impuesto no está recogido en el acuerdo de Gobierno PSOE-IU, y la negativa de la presidenta Susana Díaz a crear nuevos gravámenes en época de crisis ha sido tajante desde el principio. El consejero de Turismo ha postergado la iniciativa a la “futura legislatura” en la que la coalición de izquierdas tenga más peso político para imponer sus propuestas. “El Gobierno es cosa de dos, y como ese acuerdo no se ha producido, [la tasa] no se puede materializar”, concluye.

  • 1