Cultura

La Junta laurea a ocho talentos de la cultura andaluza

Paulino Plata anuncia que realizará cambios en estos premios bienales.

el 14 feb 2011 / 21:00 h.

Día grande para la cultura andaluza el de ayer. El consejero del ramo, Paulino Plata, entregó en un sobrio acto en el Teatro Central de Sevilla los ocho grandes premios bienales que otorga la Junta, correspondientes a 2009 y 2010, y que reconoce la labor de personajes e instituciones en la creación artística.

El arquitecto Víctor Pérez Escolano, el guitarrista Manolo Sanlúcar, el dibujante Nazario, el actor José Luis Gómez, el Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada, el escritor Antonio Muñoz Molina, la historiadora Antonina Rodrigo y la Orquesta Barroca de Sevilla fueron los distinguidos.

Los Premios Andalucía de Cultura son unos de los de mayor prestigio de la comunidad y están dotados con 30.000 euros.
El consejero aprovechó su discurso para anunciar que tiene previsto "realizar cambios" en estos galardones, aunque posteriormente eludió concretarlos, señalando que "pronto se comunicarán".

Plata agradeció el trabajo de los premiados y destacó que ahora se cumplen 25 años desde que Andalucía recibió el traspaso de las competencias de Cultura, algo que, en su opinión, "nos ha sacado de la pasividad" y ha permitido el desarrollo artístico de la región.

Pérez Escolano fue reconocido con el Premio Andrés de Vandelvira, en el ámbito del Patrimonio Histórico, por su "dilatada" experiencia en la recuperación y defensa del patrimonio histórico de Andalucía.

El premiado dijo que este reconocimiento "lleva el nombre de uno de los arquitectos más grandes de la Andalucía del siglo XVI, a quien le debemos importantes obras", y aprovechó para reconocer el valor del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, que "representa las virtudes institucionales de la España autonómica".

El Premio Luis de Góngora y Argote, que se otorga a la mejor trayectoria literaria, fue concedido al escritor jiennense Antonio Muñoz Molina. El literato no pudo asistir a recoger el galardón, por lo que fueron sus hijos los que lo representaron en el acto.

El premio María Zambrano, a la mayor aportación a la cultura andaluza, fue para la escritora e historiadora granadina Antonina Rodrigo, por su extensa obra de investigación sobre igualdad de género y memoria histórica.

La galardonada, residente en Cataluña, agradeció que se "acuerden" de ella en su tierra y dedicó el galardón a las mujeres que lucharon por la libertad durante y después de la Guerra Civil, y agradeció la cuantía económica de esta distinción, ya que le permitirá "seguir trabajando un tiempo".

El premio Manuel de Falla, que reconoce la mejor trayectoria en el ámbito de las artes escénicas y musicales, fue para la Orquesta Barroca de Sevilla. Su coordinador, Ventura Rico, se mostró emocionado por la distinción, que llega cuando la formación cumple 16 años y "empieza a reflexionar sobre su futuro".

El premio Pablo Ruiz Picasso, a la mejor trayectoria en el ámbito de las artes, recayó en Nazario Luque Vera por su aportación en los campos de la producción estética. El jurado resaltó que el artista constituyó "uno de los principales agentes de dinamización artística en el periodo que va del tardofranquismo a la transición.

Nazario reconoció que el galardón "ha supuesto una de las sorpresas más grandes de su vida", y reivindicó el papel del cómic, "un género menor, aunque para mí tiene tanto mérito como el cine o el teatro".

El premio José Val del Omar de Cinematografía y Artes Audiovisuales fue para José Luis Gómez, por su espléndida contribución a la interpretación demostrada a lo largo de su carrera.

En su intervención, Gómez dijo que España "está en deuda con Val del Omar", y que "aunque no tiene conciencia de su gran labor en el cine, no se considera un maestro, pero se siente animado por su obsesiva pasión por aprender, inoculada a sus compañeros más jóvenes".

Manolo Sanlúcar recogió el premio Pastora Pavón Niña de los Peines, de flamenco, tanto por su dilatada trayectoria creativa como guitarrista como por su labor compositiva.

Sanlúcar, que calificó de "muy significativo" este galardón, lo dedicó a su padre, a su hijo y a su mujer. "Quisiera compartirlo con los hombres del flamenco y de la guitarra que tanto pasaron y que tan poco comprendidos fueron", añadió.

El premio Patrocinio y Mecenazgo fue para el Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada por su labor de promoción y difusión de este género literario.

Daniel Rodríguez Moya y Fernando Valverde fueron los encargados de recoger este galardón y ambos subrayaron que este "proyecto surgió de un sueño de dos adolescentes en una servilleta de una cafetería".

  • 1