viernes, 19 abril 2019
11:05
, última actualización
Local

La Junta llama de nuevo a la banca a involucrarse con la VPO

Espadas no está «satisfecho» con el crédito, que es clave para el Plan de Vivienda.

el 14 dic 2009 / 21:03 h.

TAGS:

El delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y el consejero del ramo, Juan Espadas, ayer en Sevilla.
El consejero de Vivienda , Juan Espadas, hizo ayer el enésimo llamamiento a la banca para que abra el grifo del crédito a la VPO. Reconoció que no está "satisfecho con el ritmo" de la concesión de préstamos y pidió a las dos cajas que más financian la vivienda protegida, Unicaja y Cajasol -tras reunirse con sus presidentes-, que en 2010 inviertan "al menos lo mismo que aportaban antes de la crisis".

Los bancos y cajas tienen la llave para que el Plan de Vivienda y Suelo 2008-2012 llegue a buen puerto. De ellos depende que circule dinero para comprar y construir y para poder ejecutar los objetivos ambiciosos del plan, que prevé levantar 132.000 VPO en Andalucía hasta 2012. Para lograr estas cifras hace falta movilizar 12.000 millones de euros y 7.000 de ellos dependen de que el crédito fluya con normalidad.

Pese al bloqueo de préstamos, Espadas aseguró que no "va a renunciar a ninguno de los objetivos" del Plan de Vivienda, porque consideró que hasta 2012 hay "margen" para que la financiación se "normalice". Tras su encuentro con los responsables de Unicaja y Cajasol, el consejero se mostró optimista porque le ofrecieron datos de un "volumen de préstamos importante" que se están tramitando en los últimos dos meses. Si el dinero circulara en 2012, dijo, el plan recibiría un "impulso" en su recta final para poder cumplir con las cifras. El director general de Vivienda, Rafael Pavón, había planteado, en declaraciones a este periódico, que sería "oportuno" revisar en 2012 los objetivos del Pacto por la Vivienda -acuerdo firmado hace dos años para levantar 300.000 VPO en una década- si los bancos siguen sin dar préstamos. El Pacto abre la puerta a que transcurridos cinco años se puedan corregir, siempre por unanimidad de las partes, sus objetivos. En esa fecha también expira el Plan Concertado.

Pero el consejero confió en que no hará falta modificar nada. Aún así, señaló que quiere "tener un nivel de certidumbre" de lo que las entidades están dispuestas a financiar en 2010. Insistió en que ha demandado a Unicaja y Cajasol que "se acerquen" a las cantidades que aportaban durante el anterior Plan de Vivienda 2003-2007, cuando los créditos se concedían sin dificultades. "Si llegamos a esos niveles, podremos pasar esa coyuntura complicada", aseveró. El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, negó que el crédito esté "bloqueado" y recordó que su aportación al anterior Plan de Vivienda se superó "con creces", con más de 300 millones de inversión. En "un año de dificultades" como 2009, su entidad -detalló- ha invertido unos 100 millones de euros en vivienda, cifra que espera superar en 2010.

Unicaja y Cajasol son las "más comprometidas con la VPO", según Espadas, y las dos únicas entidades andaluzas consideradas "preferentes" por el ministerio por su impulso a la vivienda protegida. Pero el consejero es consciente de que el Plan Concertado no se puede ejecutar "sólo con estas dos cajas" y reclamó al resto de entidades que las imiten. Hizo una "llamada de atención" directa a grandes entidades nacionales como BBVA y La Caixa para que se "involucren" con el proyecto. En el convenio que la Junta firmó en noviembre de 2008 con los bancos, en el que estos se comprometían a aportar 9.550 millones a la VPO, BBVA asumió 1.911 millones y La Caixa prometió participar con 762. Espadas volvió a recordar que la administración "no puede obligar a los bancos a que den préstamos".

Espadas hizo estas declaraciones tras la reunión bilateral con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en Sevilla. Ambos firmaron 17 convenios que ascienden a 175 millones -74 los aporta la Junta, 86 el Gobierno y el resto, propietarios y universidades- para impulsar la rehabilitación, el alquiler y la VPO. Los acuerdos permitirán mejorar y construir 8.146 pisos y 335 alojamientos y prevén crean 9.000 empleos directos e indirectos. Al acto acudieron los alcaldes de Málaga, Francisco de la Torre; Granada, José Torres Hurtado; Huelva, Pedro Rodríguez -todos del PP-, y Carmen Peñalver, de Jaén (PSOE). A todos ellos les benefician estos convenios. Como en cada momento hay que adaptar los recursos públicos a la coyuntura, la Junta desviará ayudas previstas en el Plan Concertado -financiadas por el Estado- para la compra y promoción de VPO, "que no se estaban ejecutando", y las destinará a subvenciones para pagar el alquiler. Se cubrirán así 1.750 peticiones más.

  • 1