Local

La Junta lleva a los juzgados la titularidad de las viviendas de los chabolistas del Polígono Sur

La Junta ha denunciado en los juzgados la ocupación de pisos de titularidad pública por parte de las familias de chabolistas que han regresado al Polígono Sur tras meses de exilio en diversos asentamientos. El barrio vive en calma tensa y ayer inició la semana crucial en los intentos de sellar la paz entre los clanes enfrentados.
>>>Los chabolistas dicen que la denunciada debería ser la Junta ''por no tener consideración''
>>>El padre del menor fallecido dice que se siente ''amenazado'' por el retorno de los chabolistas

el 16 sep 2009 / 06:38 h.

TAGS:

La Junta ha denunciado en los juzgados la ocupación de pisos de titularidad pública por parte de las familias de chabolistas que han regresado al Polígono Sur tras meses de exilio en diversos asentamientos. El barrio vive en calma tensa y ayer inició la semana crucial en los intentos de sellar la paz entre los clanes enfrentados.

Fuentes de la Consejería de Vivienda indicaron ayer a Europa Press que aún trabajan en la regularización de las viviendas, para lo que están revisando la documentación presentada por las 41 familias que el fin de semana han vuelto al Polígono Sur para esclarecer su régimen de ocupación. Esta documentación determinará si legalmente les corresponde o no quedarse en las viviendas. Cualquier decisión en este sentido será puesta en conocimiento del juez, que decidirá si hay que desahuciarlos. La consejería prevé que los expedientes estén resueltos, como fecha límite fijada, en septiembre.

Estas 41 familias, que han estado los últimos cuatro meses exiliadas en asentamientos chabolistas viven una semana crucial después de su regreso al barrio el pasado fin de semana. "Hasta ahora todo ha estado tranquilo, pero mañana no sabemos qué va a pasar", explicaba ayer un joven de una de estas familias.

No quiere dar su nombre porque aún tienen miedo. La situación de calma tensa no es sólo una mera frase hecha; es una realidad. "Primero volvimos tres familias, estábamos hartos de estar de un lado para otro durante tanto tiempo; lo hemos pasado muy mal.

Entonces tres familias decidimos regresar a nuestros antiguos pisos y, al cabo de un día, vimos que todo estaba tranquilo y ya vinieron el resto de familias", cuenta, en la explanada frente a su bloque de pisos, en Los Verdes, en la calle Luis Ortiz Muñoz.

El resto de familias son unas 300 personas. Huyeron del barrio el 30 de marzo después de que el día anterior un joven de 17 años recibiera una bala perdida en su cabeza (el joven murió en la UCI del Virgen del Rocío el varios días después).

El clan al que pertenecía el menor fallecido les declaró la guerra entonces. Incluso durante su exilio hubo contactos entre ambos clanes y no fueron precisamente para rebajar la tensión y acercar un acuerdo. La vuelta al barrio, por eso, ha sido muy tensa y con muchas precauciones.

"Volvimos con mucha vigilancia policial, que aún se mantiene en esta zona del barrio. Habían asaltado nuestras casas y aunque estaban precintadas se saltaron todo y las han destrozado", cuenta el joven. "Tenemos los grifos rotos, las tuberías, los muebles, todo, ahora estamos recomponiéndolo todo", apunta otra joven de esta misma familia.

Los colectivos vecinales de la zona aseguran que en los últimos días ha habido contactos entre ambos clanes para apaciguar la situación, pero no han dado resultados, y así lo reconoció ayer el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, en declaraciones a la Cadena SER: "Diversas familias del barrio no querían que sus enemigos volvieran. Se trató de contactar con el grupo rivalizado, pero no hay todavía un acuerdo. Estamos en una calma tensa, pero esperamos que no haya más violencia".

Chamizo defendió el dispositivo policial porque "nunca se sabe cuándo volverán los conflictos", si bien llamó a "creer en el proyecto de transformación" del Polígono Sur y reclamó a los vecinos que emprendan otra batalla bien distinta: "La luche por crear un buen lugar donde puedan convivir todos".

  • 1