Local

La Junta negocia un anticipo del impuesto a bancos y cajas

El Gobierno andaluz aprueba su reforma fiscal y confía en recaudar hasta 1.200 millones en cuatro años por la subida de impuestos.

el 06 jul 2010 / 20:44 h.

TAGS:

Las consejeras de Presidencia y Hacienda ayer tras el Consejo de Gobierno.

El Gobierno andaluz ha abierto una ronda de negociación con los bancos para cerrar un adelanto este ejercicio del dinero que se recaudará por el nuevo impuesto sobre los depósitos bancarios y que entrará en vigor en 2011. La falta de liquidez ha obligado al Gobierno a pedir a bancos y cajas este anticipo. Un gesto inusual que da buena cuenta de las estrecheces de las cuentas públicas. El Consejo de Gobierno aprobó ayer el decreto-ley de medidas fiscales para la reducción del déficit público. Confía en incrementar entre 900 y 1.200 millones de euros los ingresos de la comunidad en los próximos cuatro años.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, aseguró que aunque este nuevo impuesto que grava los depósitos bancarios no entrará en vigor hasta enero de 2011, se negocia "un pago a cuenta, ya este año, de lo que tendrán que pagar". La Junta estima que a través de este nuevo tributo, que mira con recelo el Gobierno central y contra el que han alertado los empresarios, puede recaudar unos 132 millones de euros el próximo ejercicio. Martínez Aguayo no quiso especificar a cuánto ascienden el adelanto que ha pedido la Junta. También quiso reservarse más detalles de la negociación, aunque dejó entrever que la acogida del sector había sido "positiva". Afectará a 72 entidades con sedes en la comunidad. Con todo, la Junta insistió en que este impuesto -como el que gravará con cinco céntimos las bolsas de plástico- no tiene "afán recaudatorio" y que los bancos y cajas podrán aplicarse deducciones en lo que destinen a su obra social y de los préstamos y créditos que libren para inversiones "dentro del proyecto de economía sostenible", bajo la estricta supervisión de la Junta. El Gobierno prevé gravar con un 0,3% los depósitos hasta 150 millones de euros; el 0,4% de 150 a 600 millones y el 0,5% a stock superiores 600 millones. La Junta recordó que "repercutir ese impuesto en los clientes está expresamente prohibido".

La reforma fiscal forma parte del plan de ajustes que la Junta ha presentado al Ministerio de Economía y con el que la Junta prevé recortar 1.583 millones de euros este ejercicio. De manera inmediata entrará en vigor el llamado céntimo sanitario, que grava los hidrocarburos para financiar la sanidad. El próximo año los comercios cobrarán cinco céntimos (se barajaron diez aunque el sector puso el grito en el cielo y la cantidad se ha revisado a la baja) por cada bolsa de plástico. En 2012, la cifra se quedará en 0,5 céntimos.En enero de 2011 comenzará también a aplicarse una subida del IRPF para rentas por encima de los 80.000 euros. Asimismo la Junta revisará las deducciones que actualmente aplica, eliminándolas para las rentas más altas. Se revisan los límites en las deducciones por VPO -ajustándolas a los ingresos requeridos para acceder a estas viviendas- y se limitan las bonificaciones en Sucesiones y Donaciones.

Ahora queda el decreto que reestructurará el sector público empresarial, con muchos más problemas de encaje jurídico. La Junta ha anunciado fusiones que afectarán a 110 empresas, aunque se desconoce el impacto directo de estos cambios sobre el personal (22.000 trabajadores, dijo ayer la consejera). Acerca de otras medidas de ahorro, como la eliminación de coches oficiales, Martínez Aguayo aseguró que de la flota oficial (4.655 vehículos) se darán de baja 450 coches.

  • 1