Local

La Junta niega a los alcaldes poder para codecidir inversiones

Si los ayuntamientos quieren determinar parte de las inversiones de la Junta, el Gobierno andaluz dejó muy claro que no permitirá a los alcaldes meter la mano en sus partidas inversoras. 24 horas después de que Junta y FAMP iniciaran su diálogo para solventar la deuda local ya han surgido las primeras grandes diferencias.

el 15 sep 2009 / 06:00 h.

TAGS:

I. Morillo / I. Carretero

Si los ayuntamientos quieren determinar parte de las inversiones de la Junta, el Gobierno andaluz dejó muy claro que no permitirá a los alcaldes meter la mano en sus partidas inversoras. 24 horas después de que Junta y FAMP iniciaran su diálogo para solventar la deuda local ya han surgido las primeras grandes diferencias.

"Hay grandes partidas económicas que deberían repartirse con mayor justicia y mayor objetividad. Ahora se nos escucha simbólicamente al hacer los presupuestos, pero sin que sea vinculante". Este planteamiento, realizado la semana pasada en una entrevista con este periódico por el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), el socialista Francisco Toscano, fue rechazado ayer por el vicepresidente económico de la Junta, José Antonio Griñán. A los ayuntamientos se les oye y se les oirá, vino a decir, pero es la Junta la que decide.

La discrepancia de Griñán es total: "La planificación territorial le corresponde a la Junta, como es lógico, de la misma forma que la ordenación territorial de España le corresponde al Gobierno central". Aunque precisó que "a la hora de hacer una inversión concreta, siempre se tiene en cuenta a los ayuntamientos", aclaró que "no puede ser que éstos las determinen". Teniendo en cuenta que, en este momento, cinco de las ocho capitales están gobernadas por el PP, abrir la mano en este sentido tendrían consecuencias importantes.

No es ésta sólo la diferencia entre el responsable económico del Gobierno andaluz y la FAMP. Mientras que Toscano implica a Gobierno y Junta en igualdad de condiciones a la hora de atajar la ruina de las arcas municipales, Griñán no pierde oportunidad de apuntar al Estado. Es su competencia, repite a diario.

El jueves, insistió en que este momento, más que la financiación local, la principal preocupación es la "capacidad de obtener ingresos" de las autonomías que, según incidió, realizan el 50% del "gasto total" y sólo pueden recaudar a través de tributos el 30%.

La cruzada de los ayuntamientos ha sido secundada por fuerza por la oposición para acorralar al Gobierno. Si ya IU dio un ultimátum y amagó con salir de la FAMP si no se adoptan medidas concretas para los ayuntamientos, ayer el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, avisó de que se abre una "prueba de fuego" y para comprobar "su utilidad". El Pacto Local debe estar cerrado en "pocos meses" y no en los dos años que se ha dado la Junta, advirtió Arenas, que supeditó a esto el acuerdo en materia de financiación autonómica.

  • 1