domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

La Junta no fija plazos para pagar a las guarderías pese al cierre de comedores

Más de 70 escuelas infantiles suprimirán el lunes el servicio de comida a sus alumnos como medida de presión para reclmar a Educación que abone los atrasos de agosto y septiembre.

el 13 nov 2014 / 21:31 h.

TAGS:

Las maestras hacen gala de su paciencia y acogen a los pequeños entre risas y juegos. Las maestras hacen gala de su paciencia y acogen a los pequeños entre risas y juegos. La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, de la que dependen aproximadamente 200 escuelas infantiles de la provincia, sigue sin fijar el calendario de pagos para saldar la deuda que tiene contraída con las guarderías. La Junta se limita a decir que se está trabajando para buscar una pronta solución al problema, pero sin concretar plazos, a pesar de que más de un tercio de los jardines de infancia, ya van por más de 70, acordaron el miércoles por la noche no prestar el lunes el servicio de comedor. Esta medida de presión supondrá el inicio de unas movilizaciones cuyo único objetivo es conseguir que la Administración autonómica  pague lo que debe, según explicó ayer el portavoz de las guarderías conveniadas y municipales que no pertenecen a ninguna asociación, Nacho Ferreira. Hasta última hora de ayer los responsables de estos centros educativos estuvieron pendientes de tener un contacto con algún alto cargo de Educación, «pero no se produjo», se lamentó Ferreira que hoy acudirá a la Delegación de Educación para hablar con algún responsable sobre su reivindicación. Además, el lunes registrarán también en la delegación las firmas de apoyo que están recogiendo entre los trabajadores y los familiares de los niños. Este portavoz aseguró que a pesar de las molestias que puede provocar a los padres que el lunes no se preste el servicio de comedor, estos respaldan la protesta,  porque, insistió, conocen la situación de asfixia económica que estamos pasando «a causa de los incumplimientos de la  Junta». El pasado 31 de octubre propietarios de las escuelas infantiles se reunieron con un responsable de Educación que les prometió que antes del 10 de noviembre se les iba a abonar la compensatoria del mes de agosto –1.000 euros por aula–, «algo que no ha sucedido», se quejó Ferreira. A esta deuda se suma que aún no han percibido la mensualidad de septiembre que, según se teme, no se les ingresará hasta primeros de diciembre, porque la Junta les está pagando a más de 60 días. El portavoz de las escuelas infantiles no asociadas reiteró que la situación económica de las guarderías, en las que trabajan unas 1.200 personas, es insostenible porque tienen serios problemas para pagar las nóminas y la Seguridad Social, que les impone un recargo del 20% cuando no se realiza el abono en tiempo y forma. Ferreira recordó que desde 2009  la Junta tiene congeladas las tarifas «y somos nosotros los que estamos asumiendo todas las subidas del IPC», recalcó. El cierre del servicio de comedor en más de 70 escuelas infantiles puede causar un grave perjuicio a muchos padres, a pesar de ello, la Junta ayer no señaló qué medida adoptará para que las familias no sean las que salgan perjudicadas por la movilización de las guarderías. A pesar de que hay más de un tercio de jardines de infancia que se sumarán a las movilizaciones, hay otras escuelas infantiles que aunque están de acuerdo con ejercer medidas de presión por los impagos de la Junta, creen que cerrar el lunes el servicio de comedor es muy precipitado para informar a los padres y para que estos puedan tener tiempo para reaccionar.

  • 1