Local

La Junta no garantiza que el Metro esté para la Feria

"Como un reloj". Así tiene que funcionar la línea 1 del Metro para que se inaugure. El consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido, no garantizó que se vaya a inaugurar antes de Semana Santa o Feria y sólo apuntó que la empresa tendrá como máximo un mes cuando empiecen las pruebas finales. Foto: José Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 23:12 h.

TAGS:

"Como un reloj". Así tiene que funcionar la línea 1 del Metro para que se inaugure. El consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido, no garantizó que se vaya a inaugurar antes de Semana Santa o Feria y sólo apuntó que la empresa tendrá como máximo un mes cuando empiecen las pruebas finales.

Esta misma semana, la empresa concesionaria de la línea 1 pedirá a la Junta la autorización para la prueba integral de todos los sistemas (desde aires acondicionados, señalización e iluminación hasta ascensores y máquinas canceladoras). Una vez que terminen estos chequeos, sin plazo, la Junta emitirá la orden para la puesta en marcha del servicio. A partir de entonces, Metro de Sevilla tendrá "como máximo un mes" para realizar las pruebas en blanco (simulación del servicio a pleno rendimiento, pero sin pasajeros). Sólo después se inaugurará la línea 1, cuyas obras empezaron hace ya cinco años.

Así lo explicó ayer el titular de Obras Públicas, quien reiteró una y otra vez, ante las preguntas de los periodistas, que el suburbano no echará a andar hasta que no se alcance "la máxima calidad y exquisitez" en el servicio.

"No lo voy a poner en marcha hasta entonces", sentenció García Garrido, quien apuntó que primarán los criterios técnicos y no "la voluntad". De esta forma daba respuesta a las demandas del Ayuntamiento de Sevilla, cuyo alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, insistió ayer en que su deseo es que la línea 1 funcione antes de Semana Santa. Para el consejero, el estreno del Metro depende de que no se registren "incidencias" en las pruebas y no del calendario de fiestas de la ciudad de Sevilla. Además, recordó que el suburbano tiene que cumplir 60 normativas, de ahí la importancia y la complejidad de los últimos exámenes.

García Garrido realizó ayer con los alcaldes de Mairena del Aljarafe, Antonio Conde, y San Juan de Aznalfarache, Juan Ramón Troncoso, el trayecto de ida y vuelta en Metro entre las estaciones de Ciudad Expo y Blas Infante (que iba a ser bautizada como Ciudad de la Justicia, pero el retraso y los vaivenes de este proyecto lo desaconsejaron). El viaje -5,4 kilómetros con tramos en superficie, bajo túnel y sobre el puente metálico de San Juan- fue de 10 minutos, a una velocidad media de 30 kilómetros por hora y puntas de hasta 50. No se presentaron las temidas "incidencias". Unos imprevistos que, según el consejero, no se están produciendo en las pruebas, pese a los descarrilamientos registrados.

Con todo, unos 180 vecinos del Aljarafe participarán semanalmente en visitas organizadas para probar las instalaciones de la línea 1 del Metro por el tramo 0 (Ciudad Expo-Blas Infante), al igual que ya han hecho más de 2.600 ciudadanos en el trayecto entre Cocheras y Nervión. Nadie, salvo los técnicos, han viajado bajo la Puerta de Jerez.

Pese a que catorce trenes circulan ya por toda la línea 1, según explicó García Garrido, el viaje con los periodistas ni siquiera llegó a la Plaza de Cuba y, menos aún, a la Puerta de Jerez. "Está en obras y no es aconsejable", alegó el consejero para justificar que el viaje no se prolongase más. No en vano, aún no han terminado los trabajos para reforzar la última planta de la estación de la Puerta de Jerez, que se abrirá meses después de la inauguración de la línea 1, al igual que las tres últimas estaciones de Montequinto.

En cuanto a estos flecos pendientes, el titular de Obras Públicas sostuvo que las obras en la Puerta de Jerez y en Montequinto están "muy avanzadas", si bien tampoco quiso dar plazos para la conclusión de estos trabajos. Ni siquiera adelantó cuándo estará listo el expediente abierto a la empresa concesionaria tras el socavón que se abrió a finales de noviembre en la Puerta de Jerez, un hundimiento -causado por una filtración de agua- que se tragó un quiosco de prensa.

Los responsables de las empresas constructoras aseguraron ayer que "todo está listo" y que incluso se ha empezado a limpiar algunas zonas para su puesta en servicio. Sin embargo, pese a los dos años de retraso y los innumerables plazos incumplidos, sigue sin haber fecha para la inauguración de la primera línea.

  • 1