Local

La Junta no logra que el Gobierno reduzca la deuda andaluza a la mitad

Aguayo se muestra “satisfecha” con la regla común de gasto, pero avisa de que el pulso sobre la cuantía seguirá en los tribunales

el 27 jul 2011 / 21:50 h.

TAGS:

La consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo ante la ministra Elena Salgado y el vicepresidente Manuel Chaves. / EFE

En el Consejo de Política Fiscal y Financiera de ayer, la principal reclamación de Andalucía sobre la deuda que contrae con el Gobierno por el exceso de financiación que recibió en 2009 y que ahora tiene que retornar volvió a ser la cuantía. En la factura del Ministerio de Economía y Hacienda constan 4.637,44 millones de euros de deuda andaluza, pero la Junta la rebaja a la mitad: 3.500 millones "como mucho".

Hay una diferencia notable que, según la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, se debe a las "discrepancias" que tienen con el Gobierno por la aplicación del nuevo modelo de financiación autonómica. Aguayo planteó a la ministra Elena Salgado la reclamación sobre la cuantía de la deuda, pero no hubo ningún acercamiento. "Las reclamaciones se han expresado, pero siguen su curso en los tribunales", explicó la consejera a Europa Press. Andalucía mantiene tres litigios con el Estado. Uno por la reducción de la ayuda de los 400 euros en el IRPF. Cuando el Gobierno lo eliminó, se redujo el factor de evolución del fondo de suficiencia (la deducción de los 400 euros no fue repercutida a las comunidades y, según la Junta, su supresión tampoco tendría que haber tenido efecto en el cálculo de la participación de éstas). También recurrió la entrega a cuenta del fondo de suficiencia global que se aplica en el Presupuesto de 2011 y la negativa del ministerio a conceder anticipos a cuenta de los recursos adicionales y los fondos de convergencia de 2011.

En una reunión que se preveía hostil, con mayoría de comunidades gobernadas por el PP exigiendo un aplazamiento a diez años de la deuda con el Estado, Andalucía defendió que si los objetivos de déficit son iguales para todas las regiones, se generarán "desequilibrios" porque "no se tiene en cuenta el endeudamiento diferencial, ni qué grado de aplicación tienen leyes como la de Dependencia". "No es igual una comunidad como Andalucía, que da cobertua en términos globales al 27% de los dependientes, que otras que atienden a población por debajo de la que le corresponde", dijo.

El nivel de endeudamiento de Andalucía está por debajo de la media y de otras comunidades que tienen más población en menos territorio, como Madrid o Valencia. Aguayo también presentó como aval un nuevo recorte de 752 millones en el presupueto de 2011 para demostrar su compromiso con la estabilidad de las finanzas públicas y con el objetivo del déficit, que el Gobierno fija en el 1,3% del PIB para este año y el que viene. ¿Es suficiente ese esfuerzo de contención para prevenir los ataques especulativos de los mercados?

Con todo, la consejera se mostró "satisfecha" ayer las propuestas del ministerio para contener el déficit de las comunidades y establecer una regla común de gasto van en sintonía con lo propuesto por Andalucía. "El objetivo sería una regla común para todas. En septiembre el grupo trabajará por el consenso y para que sea la misma. Si no, cada comunidad tendrá la suya", dijo. Por de pronto, el presidente andaluz ya ha planteado que se formalizaría anualmente un techo de gasto para lograr una mayor consolidación fiscal.

El PP propone pagar con los solares de la deuda histórica

El PP andaluz levantó una trinchera política contra el Gobierno central y andaluz cuando ambos saldaron la deuda histórica (el dinero que el Estado debía a Andalucía por haber asumido competencias estatales en los ochenta) con la entrega de algunos solares. Los populares siempre lo consideraron un fraude, y ahora proponen devolver ese suelo estatal en pago de la deuda que la Junta contrae con el Gobierno central por los anticipos de los ingresos tributarios de 2009. “Si valen para cobrar, deben servir para pagar”, dijo ayer la portavoz del PP-A en el Parlamento, Esperanza Oña. Oña explicó ayer que “no se puede empobrecer más, ni perder más de 4.600 millones de euros”, así que “si la Junta dio por bueno que se le pagase la deuda histórica con solares, devuelva ahora esos solares al Gobierno español como parte de la deuda que mantiene Andalucía con Estado y el resto de los 4.637 millones de euros, también con otros solares inútiles, que no sirven para nada”. Los populares creen que los solares que entregó el Gobierno no computaban por el valor total de la deuda histórica, porque dos tercios estaban en suelo protegido no urbanizable. “Lo hicieron ellos con nosotros y lo defendieron los socialistas como buena forma de pago, por lo que ahora debe seguir siéndolo”, dijo Oña. La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, criticó desde Madrid la propuesta. “Eso viene a demostrar el desconocimiento que tiene el PP del modelo de financiación autonómica”, e insistió que el modelo de pago que proponen “no tiene cabida en este contexto”. Aguayo reiteró que le parece “bien” la postura del PP de pedir un aplazamiento en las liquidaciones negativas y subrayó que la batalla de Andalucía está en la cuantía de esa deuda que “como mucho”, en Andalucía “es la mitad de lo que considera el Gobierno central”. “El valor de la solvencia y del crédito de España no puede ponerse en duda por el voto de las comunidades autónomas y, desde luego, no por el de Andalucía”, concluyó.

  • 1