La Junta pedirá a Rajoy que aclare si va a desmantelar la ley de dependencia

Griñán formalizará la próxima semana su solicitud para una cita con Rajoy.

el 03 may 2013 / 22:02 h.

33 La consejera de la Presidencia preside ayer en San Telmo la reunión con los delegados de la Junta. 33 La consejera de la Presidencia preside ayer en San Telmo la reunión con los delegados de la Junta. La consejera de la Presidencia, Susana Díaz, confirmó ayer que, una vez que el decreto-ley de medidas urgentes contra la exclusión social está en marcha, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, solicitará formalmente la próxima semana una reunión con el presidente MarianoRajoy. Díaz confió en que el Gobierno responda “con la mayor celeridad posible”. La reunión se pedirá coincidiendo con el primer año de Gobierno de PSOE e IU, que el martes cumple doce meses. Griñán, desde Almería, confirmó que en esa segunda cita en La Moncloa conRajoy pedirá la “unión de todas las administraciones y de  todas los partidos para luchar” contra la crisis económica y poner sobre la mesa como “base” las medidas de reforma adoptadas por su Ejecutivo. El presidente de la Junta ya había anunciado que solicitaría entrevistarse con el líder del PP y también le pidió que convocara la Conferencia de Presidentes, para reunir a todos los responsables de las comunidades autónomas. Su apuesta es cerrar un gran pacto nacional para luchar contra el paro y adoptar medidas urgentes que ayuden a quienes la crisis arroja hacia la pobreza. En su respuesta hacia la oferta del PSOE de cerrar un gran pacto, Rajoy enfrío esa posibilidad, dejó claro que no va a cambiar el rumbo de su política económica y acusó a los socialistas de apartarse de medidas duras pero necesarias –sostuvo– porque no quieren asumir ese “desgaste”. La solicitud de esta segunda entrevista entre Rajoy y Griñán, la primera se celebró el pasado verano, llega cuando se han alcanzado las cifras más dramáticas de paro y mientras el Gobierno de la Nación ha aprobado un nuevo paquete de reformas y ha enviado a Bruselas un documento que se compromete a más recortes. Entre estas propuestas, y según ha trascendido, el Ejecutivo central se ha comprometido a otro recorte de 1.100 millones de euros en la ley de dependencia. El Ministerio de Sanidad aseguró que esta era ya un recorte pactado con las comunidades el pasado año. La Junta reiteró ayer que desconoce oficialmente de dónde el Gobierno va a detraer ese dinero. Según ha trascendido, la intención es subir el copago que ya impuso a los dependientes. En este contexto, la Junta ha dejado claro que la ley de dependencia es “insostenible” y los socialistas han proclamado que un nuevo recorte sería “una condena de muerte” para una norma que beneficia en estos momentos a 183.186 andaluces. Salud denuncia un recorte de 200 millones entre 2012 y 2013. Si los costes de esta norma estaban repartidos al 50% entre Estado y Junta, en proporción ahora el 74% lo costea la comunidad. A esa cifra se volvió a referir ayer la consejera de la Presidencia, que admitió, ante las quejas por retrasos en los pagos denunciados por los beneficiarios de la dependencia, que el Gobierno andaluz tiene “problemas de liquidez, como todas las instituciones de este país”. No obstante, garantizó que los 20 millones de euros destinados dentro del plan contra la exclusión social para salvar unos 2.500 empleos de cuidadores, afectados por estos recortes, no están en peligro. La consejera de Presidencia no quiso desvelar las cuestiones que Griñán planteará a Rajoy en su próxima reunión, pero dejó claro que Andalucía pedirá una aclaración sobre la dependencia. Díaz sostuvo que, incluso antes de las elecciones generales del 20-N, Rajoy ya dijo que esta prestación era “insostenible” por lo que le pedirán que aclare si quiere “acabar” con este derecho. Díaz se reunió ayer en San Telmo con los delegados provinciales de la Junta. Sostuvo, a punto de cumplirse un año de Gobierno, que Andalucía “está marcando el camino, incluso para otras comunidades” con medidas como el decreto contra la exclusión social o la norma contra los desahucios. Insistió en que el último ha sido “un mes intenso”, en el que se demuestra que se pueden aplicar “otras políticas diferentes”.

  • 1