Local

La Junta pedirá al Gobierno declarar el 16 de noviembre como Día Nacional del Flamenco

Alonso explica los ejes de su política sobre el flamenco, entre los que destaca el acercamiento a nuevos públicos.

el 05 dic 2012 / 17:59 h.

TAGS:

El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha anunciado en el Parlamento que el Consejo Asesor del Flamenco ha aprobado este miércoles por unanimidad que la Junta solicite al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la declaración del 16 de noviembre como Día Nacional del Flamenco. Esta fecha, que conmemora la inclusión en 2010 del arte jondo en la Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, se celebra desde hace dos años en el ámbito de la comunidad autónoma con el objetivo de contribuir a la difusión del flamenco y a la implicación de la sociedad en su desarrollo.

Alonso ha afirmado "que la importancia del flamenco merece un reconocimiento no sólo en Andalucía sino a nivel nacional, porque aunque es indiscutible que se identifica con nuestra tierra, también lo hace con la marca España". El consejero ha presentado la propuesta al Consejo Asesor del Flamenco, que está presidido por el cantaor Antonio Fernández Díaz 'Fosforito' e integrado por el filólogo y miembro de la Fundación Antonio Mairena Antonio Carmona, el estudioso del flamenco y rector de la Universidad Internacional de Andalucía, Juan Manuel Suárez Japón, y por la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María de los Ángeles Carrasco.

Ante la Comisión de Cultura del Parlamento andaluz, el consejero ha desarrollado los cinco ejes de su política en materia de flamenco para esta legislatura, ya que "es necesario seguir avanzando en la promoción y apoyo de este arte y en la relación con sus interlocutores, que son los ciudadanos, artistas, peñas, ayuntamientos, etcétera".

Así, en primer lugar, Alonso se ha referido al flamenco como un derecho ciudadano, pero no sólo del público a su disfrute sino también para acceder a su conocimiento y a la formación. En este sentido, ha afirmado que "nos debemos a los aficionados, pero también tenemos la obligación de trabajar para los nuevos públicos".

Y desde la consideración del flamenco como mucho más que arte, el consejero ha destacado su valor como "elemento de cohesión social" e, incluso, "terapéutico", pues son muchos los proyectos en suburbios marginales, cárceles o centros de rehabilitación que contribuyen a luchar contra la exclusión social.

FLAMENCO EN EL COLEGIO

Para conseguir estos objetivos, la Consejería de Cultura y Deporte trabaja en acuerdos con Educación para la inclusión del flamenco en los planes formativos; con el Instituto Andaluz de la Juventud para elaborar un programa específico para este segmento de la población; con la Secretaría General de Acción Exterior para acercarlo a los andaluces que viven fuera de España y, por último, con Universidades para su difusión en la red entre otras acciones.

El segundo eje de actuación será el respaldo a los artistas, tanto a los consagrados como a los noveles, con el objetivo además de encontrar "el equilibrio entre conservar y difundir las creaciones históricas y, al mismo tiempo, apostar por los nuevos productos y soportes", según ha explicado Alonso.

Otro pilar de esta política será el apoyo "al flamenco más próximo y cercano", representado por las peñas flamencas, a las que el consejero considera "las organizaciones sociales que más vertebran este arte en nuestra comunidad y fuera de ella". Andalucía cuenta con 368 de estas asociaciones, integradas por 75.000 miembros, mientras que fuera de la comunidad autónoma se contabilizan en España 178 peñas activas y otras 56 en el extranjero.

Alonso ha informado así de que se potenciará la ayuda a las peñas flamencas y, entre otras medidas, ha destacado el reforzamiento de la colaboración de la Junta en los festivales organizados por los ayuntamientos y estas entidades asociativas. La cooperación con los festivales de pequeño y mediano formato se realizará mediante la convocatoria pública de ayudas, mientras que para los eventos de mayor relevancia, como la Bienal de Sevilla o el Festival de Jerez, se alcanzarán acuerdos directos.

Asimismo, el consejero ha anunciado que su departamento trabaja en un proyecto para acercar la labor de las peñas y los conservatorios de música. También ha recordado otros programas en marcha como el Circuito Ocho Provincias, que oferta 120 recitales por toda la comunidad autónoma dedicados al maestro Fosforito.

La consolidación del flamenco como una industria cultural propia de Andalucía, generadora de riqueza y de empleo, será otro de los objetivos de la Consejería de Cultura y Deporte durante esta legislatura. Para ello se estudian nuevos mecanismos en las ayudas que contribuyan a que estas empresas sean viables y competitivas y, por otro lado, se intensificará la internacionalización del flamenco.

En este aspecto, y para captar la atención de los programadores internacionales, el consejero ha adelantado que se prepara ya el segundo Congreso Internacional de Flamenco, dedicado en esta ocasión a su internacionalización.

EVALUACIÓN DE LA UNESCO

Por último, y en quinto lugar, ha afirmado que las acciones de tutela, conservación y protección del flamenco que viene desarrollando la Junta, y que hicieron posible su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, "seguirán siendo una línea de actuación prioritaria para este Gobierno".

Alonso ha informado de que la Consejería ha presentado el informe para pasar la primera evaluación de la Unesco desde la designación, "porque si entrar en la lista representativa del Patrimonio Mundial fue un logro, su mantenimiento en estos tiempos es un reto y una obligación que no podemos descuidar".

En este sentido, y para cumplir con los compromisos adquiridos, el consejero ha explicado que se trabaja en la elaboración de un Atlas Etnográfico del Flamenco y en la extensión de los puntos de información, o de acceso a los fondos documentales de la Junta, que ya se pueden consultar en Fez, París, Tokio, Sao Paulo y Chicago a través de los centros del Instituto Cervantes.

Igualmente, Alonso ha hecho hincapié en la labor de protección de este legado a través de la inscripción de la distintas manifestaciones del flamenco en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como ya se ha hecho con la Fiesta de Verdiales de Málaga, la Escuela Sevillana de Baile y la Escuela Bolera o se tramita la declaración como Bien de Interés Cultural de la Zambomba de Jerez y Arcos, las Cantiñas de Cádiz y los Puertos y los Fandangos de Huelva.

Por último, el consejero se ha referido a los resultados del Barómetro de Cultura en Andalucía (BACU), correspondiente a 2012 presentado este martes, y del que se desprende que los andaluces consideran que el patrimonio histórico y monumental y el flamenco son lo que más representa a la cultura andaluza. Además, de este estudio se deriva que la mezcla flamenco e Internet "ya no es descabellada", sino que "sobre ambos paradigmas podría estar el consenso cultural del futuro", ha dicho.

  • 1