Local

La Junta peleará para que Rajoy relaje en 2013 las condiciones "leoninas" del déficit

Griñán avisa de que aunque suscribió el acuerdo de la Conferencia de Presidentes batallará porque se dé oxígeno a las comunidades

el 03 oct 2012 / 20:07 h.

TAGS:

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

El Gobierno andaluz seguirá dando la batalla, "actuará políticamente", para lograr un respiro con el déficit el próximo año y no en 2014, como ha concedido Mariano Rajoy. La foto de unidad que arrojó el martes la Conferencia de Presidentes, con un compromiso unánime de todas las comunidades con el cumplimiento de los objetivos de consolidación fiscal impuestos por la Unión Europea, no significa, al parecer, que el Gobierno andaluz acepte. El presidente José Antonio Griñán insistió ayer, en una entrevista en la SER, en la necesidad de modificar la distribución "leonina" de los objetivos de déficit.


Del 4,5% permitido para España el próximo año, un 3,8% se queda en la administración central, mientras que las autonomías no podrán pasar del 0,7%. Griñán exige otro reparto, puesto que son las comunidades las que pagan servicios básicos como sanidad, educación y la atención social. El presidente andaluz advirtió de que la foto de unidad -que se hizo para lanzar "una imagen de fortaleza" a los mercados- no significa que Andalucía no siga teniendo "serias discrepancias". Condenó que el déficit sea "una especie de trágala" aunque reiteró que su Gobierno cumplirá. "En la consolidación fiscal hemos dicho que vamos a cumplir las leyes pero me parece un plazo demasiado corto y que la distribución del déficit entre el Estado y las comunidades es leonina a favor de la administración central", subrayó Griñán.


En esa misma línea redundó la consejera de la Presidencia, Susana Díaz, que dejó claro que la Junta no renunciará a que el nuevo reparto de la carga del déficit se haga ya en 2013. Hay negociaciones abiertas entre el Gobierno y la Junta y este asunto también se pondrá sobre la mesa. Ayer la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, estaba en Madrid, según fuentes del Gobierno, apurando el margen para negociar con el Ministerio. En primer lugar, todavía debe despejarse cómo cobrará la Junta los 600 millones que necesita antes del viernes 5 de octubre para afrontar pagos de vecimientos de su deuda. Ya han llegado 400 millones en concepto de anticipo y el Gobierno del PP supeditó el resto del dinero, hasta los 1.000 millones solicitados, a que Andalucía pida el rescate y dé los pasos formales para acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica.

La Junta sigue insistiendo en que ese dinero debe venir como anticipo y no formar parte del rescate. De la segunda manera habría que pagar intereses por ese préstamo. El tiempo se agota. Igualmente avanzan los plazos para que el Gobierno andaluz envíe su Presupuesto para 2013 al Parlamento. El plazo máximo para que se apruebe en Consejo de Gobierno expira el 31 de octubre. Andalucía ya conoce los datos de los Presupuestos Generales del Estado pero está pendiente de definir si el Gobierno abre la mano y accede a modificar el límite al endeudamiento impuesto a las comunidades. En las condiciones actuales, que la Junta considera injustas porque da más margen a aquellas que tienen más deuda, Andalucía debería de recortar otros 2.700 millones en 2013. Griñán ya avisó de que sería imposible hacer un Presupuesto sin cerrar escuelas y hospitales o destruir empleo público.


El portavoz socialista en el Parlamento, Francisco Álvarez de la Chica, señaló que "el nivel de responsabilidad" de Griñán en la Conferencia de Presidentes "debe tener una contrapartida razonable del Gobierno de España". Apuntó así el convecimiento de los socialistas de que se llegue a un acuerdo que dé oxígeno a Andalucía en el Presupuesto de 2013. De la Chica confió en otro reparto del déficit "cuanto antes". El socialista celebró el acuerdo, también alcanzado en la Conferencia de Presidentes, para revisar la aplicación de un modelo de financiación que, según la Junta, resta a Andalucía unos 1.000 millones de euros anuales.El PP andaluz confió en que el presidente de la Junta "cumpla" con los compromisos que adquirió en la cumbre autonómica y que "abandone la confrontación de una vez por todas". El portavoz popular en el Parlamento, Carlos Rojas, valoró que Griñán se haya alejado "al menos por un día" de la confrontación y pidió al PSOE que siga su ejemplo porque solo desde la unidad se podrá superar la crisis. El compromiso unánime con el cumplimiento del déficit es, según el dirigente del PP-A, un "gran logro" de Mariano Rajoy y de su Gobierno, el "más autonomista de la historia". "El Gobierno del PP nunca va a dejar caer a Andalucía", aseguró Rojas.

  • 1