Local

La Junta pide ajustar la austeridad a cada región

Reclamará al Gobierno central que la Ley de Estabilidad Presupuestaria exija distintos esfuerzos a las comunidades según su déficit y nivel de endeudamiento. Economía pide a los grupos políticos apoyo a esta propuesta en el documento entregado en la primera reunión para negociar medidas anticrisis.

el 11 mar 2010 / 20:00 h.

TAGS:

La primera reunión entre la Junta y los grupos políticos para tratar de acordar medidas anticrisis no hace presagiar que la negociación de aquí al 1 de mayo -el plazo tope marcado- llegue a buen puerto o, en palabras de la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, "la cosa tiene su dificultad". Gobierno y PP llegaron con propuestas que ya se han rechazado mutuamente en el Parlamento, mientras IU lamentó el escaso "margen de maniobra" presupuestario con el que cuenta la Junta si no se endeuda más y ante las presiones de austeridad del Gobierno central. Aguayo avanzó que la Junta reclamará al Estado en la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, prevista para el 23 de marzo, que la Ley de Estabilidad Presupuestaria no reclame el mismo esfuerzo a todas las comunidades sino en función de su déficit y pidió a los partidos que apoyen esta reclamación.

 

Si el PP se presentó con el documento de 103 medidas que originó el rifirrafe en la Cámara cuando el líder popular Javier Arenas intentó sin éxito dárselo en mano al presidente José Antonio Griñán en su escaño, pese a que Aguayo dijo esperar "propuestas distintas a las ya rechazadas en el Parlamento", la Junta repartió a los grupos las reformas fiscales ya aprobadas y proyectos sectoriales ya en marcha en un documento que el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, calificó de "vacío" y "reiterativo", en el que se incluye la postura del Gobierno andaluz ante el plan de austeridad anunciado por el Ejecutivo central para educir el déficit al 3% del PIB en 2013 como exige la UE. Para la consejera de Economía, la Ley de Estabilidad Presupuestaria permite "sendas de ajuste individualizadas para las comunidades de manera que el reparto de los esfuerzos no sea lineal y vaya en relación con la aportación de cada comunidad al déficit global y a su nivel de endeudamiento". En este sentido, tanto el portavoz parlamentario del PSOE, Manuel Gracia, como el coordinador regional de IU, Diego Valderas, defendieron que a "Andalucía, con un 6,6% del PIB de déficit no se le puede exigir igual que a otras como Valencia con el doble", que Andalucía acabe "castigada precisamente por haber tenido bajo endeudamiento" o que "comunidades con más déficit aporten menos por tener menos población".

IU dejó claro que "no va a dar cobertura a la estabilidad del déficit que se está planteando ni a aceptar recortes presupuestarios y sin eso no hay margen de maniobra", mientras el PP reclamó que la negociación incluya una reforma de la administración, y sobre todo una "racionalización del sector público empresarial" no sólo en aras de la austeridad sino de la "modernización y agilización" para reactivar la economía.

Con estos mimbres comenzó una negociación en la que la Junta se comprometió a presentar la próxima semana un documento de bases que aglutine propuestas de todos y en la que las reuniones serán inicialmente multilaterales, aunque PP e IU, sabedores de que están en las antípodas en las reformas que plantean (como la banca social que propone IU o la bajada de impuestos a la que apela el PP), quisieron dejar abierta la puerta a posibles acuerdos bilaterales y parciales, como ya ocurrió a finales del año pasado cuando PSOE e IU lograron consensuar 31 medidas, si bien IU reclamó iniciar este nuevo proceso valorando lo cumplido de lo anterior.

  • 1