Local

La Junta pierde dinero para educación, salud y empleo

La caída de las transferencias del Estado a las comunidades obligará al Gobierno PSOE-IU a afrontar más recortes sociales en las próximas cuentas autonómicas.

el 29 sep 2012 / 21:28 h.

TAGS:

El Gobierno andaluz leyó ayer con "espanto" la letra pequeña de los Presupuestos de 2013. De inmediato puso el acento en el incumplimiento del Estatuto andaluz en materia de inversiones, algo que puede amortizar políticamente, reprochándoselo al PP-A. Pero lo que de verdad preocupa a la Junta es el efecto que tendrá en los próximos presupuestos autonómicos la caída de un 12% en las transferencias del Estado a las comunidades, lo que les obligará a encarar las próximas cuentas regionales con menos dinero para las políticas sociales.

"Las cuentas generales son más austeras para las autonomías que para el Estado", dijo ayer el titular de Economía, Antonio Ávila, que se quejó, una vez más, de que el Gobierno se permita un margen de déficit público cinco veces superior al de las regiones (3,9% del PIB frente al 0,7%). Las críticas al Gobierno por "asfixiar financieramente a las autonomías" y por concentrar en ellas el esfuerzo de consolidación fiscal afloran a dos días de la Conferencia de Presidentes Autonómicos.

Las autonomías de régimen común reciben financiación de la totalidad de los servicios traspasados a través de los tributos cedidos, de la transferencia del fondo de garantía y del fondo de suficiencia. El Gobierno reducirá esas partidas un 12% en 2013, y con gran parte de ese dinero se cofinanciaban servicios básicos esenciales, como la atención a dependientes, programas sanitarios y de investigación, guarderías, planes de refuerzo educativo para niños con problemas, programas de formación para el empleo, ayudas a ONGs... Todos los ministerios sufrirán recortes en estas partidas y Andalucía recibirá un 20% menos de cada departamento. La Junta debe calcular ahora cuánto dinero ha perdido para políticas de salud, de educación, de empleo y de dependencia, y acto seguido, tendrá que cuadrar números para hacer su presupuesto. Será el primero íntegramente refrendado por la coalición PSOE-IU. La formación de izquierdas que coordina Diego Valderas ya sufrió un terremoto en las bases de militantes cuando dio su apoyo al Presupuesto de 2012, que incluía recortes en el gasto social. Valderas se remitió entonces a las cuentas del año siguiente, las que tendrían "la seña de identidad de IU en todas sus páginas", dijo.

En las cuentas generales, especialmente brusco ha sido el recorte en las transferencias a las comunidades en Sanidad (-57%) y Educación (-84%). El mayor volumen de transferencias (34,1%) se encuadra en políticas de Fomento del Empleo que se destina sobre todo a financiar la gestión por parte de las comunidades de la FP ocupacional y contínua, y de los diversos programas de empleo. Ávila volvió a acusar al Ministerio de Empleo de reducir un 57% el dinero para políticas activas de empleo en Andalucía. También denunció que las cuentas de 2013 incluyen un Plan Especial de Empleo para Extremadura y Canarias, y no para la comunidad andaluza.

  • 1