Local

La Junta planea dar hasta 500 euros a las familias pobres

Las familias andaluzas más pobres, con ingresos mensuales por debajo de 374 euros, podrán percibir de la Junta una renta básica de hasta 500 euros al mes. El derecho lo consagra la ley de inclusión social que ayer comenzó a tramitar el Gobierno y que no dará tiempo a aprobar antes de las elecciones.

el 14 sep 2009 / 19:47 h.

TAGS:

Las familias andaluzas más pobres, con ingresos mensuales por debajo de 374 euros, podrán percibir de la Junta una renta básica de hasta 500 euros al mes. El derecho lo consagra la ley de inclusión social que ayer comenzó a tramitar el Gobierno y que no dará tiempo a aprobar antes de las elecciones.

El derecho a la renta básica es uno de los avances sociales más importantes que fija el nuevo Estatuto y una de las leyes que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, se comprometió a aprobar en esta legislatura. Sin embargo no fue hasta ayer cuando el Consejo de Gobierno comenzó a tramitar la norma, sin tiempo para que el Parlamento pueda aprobarla antes de las elecciones de marzo.

La ley se retomará, aseguró el portavoz del Gobierno, Enrique Cervera, en la próxima legislatura si el PSOE gana los comicios, un compromiso adquirido también para la ley que regula el derecho a la vivienda.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, expuso por vez primera los aspectos más importantes del anteproyecto de la ley de inclusión social en Andalucía, que cuenta con una memoria económica para su primer año de aplicación de 800 millones de euros, 177 millones pagarán la renta básica.

La norma reunirá y dará rango legal a todas las medidas que la administración ejecuta para erradicar la marginación y la pobreza y dará cobertura a todos los aspectos, sanidad, educación, vivienda, empleo...

Una de las principales novedades es el reconocimiento por ley al derecho de una renta básica, que no es una figura nueva ya que la administración autonómica puso en marcha en 1991 el salario social, este año será de 335 euros.En 2006 se beneficiaron de este salario 15.574 personas y la Junta desembolsó 36,3 millones de euros.

Entre el actual salario social y la futura renta básica hay diferencias. La principal es que la nueva prestación estará sujeta a un control mayor. El beneficiario tendrá que firmar una especie de contrato con la Junta y adquirir unos compromisos que de no cumplir pueden acarrear sanciones. Cada perceptor tendrá un convenio individual según sus necesidades y un paquete de medidas específico para su reinserción. Atender las ofertas laborales, los cursos de formación o llevar a los hijos al colegio serán sus obligaciones.

La nueva prestación será mayor, de 374 euros al mes, incrementándose un 8% por cada miembro de la unidad familiar hasta un máximo de 500. La base se fija en el 75% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), cuando antes era del 60%. Además se podrá cobrar desde los 18 años frente a los 25 de ahora. Será para familias o personas en situación de orfandad absoluta y sólo hasta los 65 años (después se cobran pensiones, justificó la Junta).

  • 1