Economía

La Junta plantea a los trabajadores que ellos asuman la gestión

Que sean los propios trabajadores de la planta de loza Pickman La Cartuja quienes, a través de una empresa de economía social, se encarguen de sacarla adelante. Es una de las propuestas que la Junta puso ayer sobre la mesa en la reunión para abordar el ERE presentado para el 83% de la plantilla.

el 16 sep 2009 / 00:25 h.

Que sean los propios trabajadores de la planta de loza Pickman La Cartuja quienes, a través de una empresa de economía social, se encarguen de sacarla adelante. Es una de las propuestas que la Junta puso ayer sobre la mesa en la reunión para abordar el ERE presentado para el 83% de la plantilla.

Tanto la Administración autonómica como los trabajadores de la empresa de cerámica coinciden en señalar que el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) temporal para 90 de los 108 trabajadores presentado a finales de febrero es una salida "a la desesperada" de su propietario, Emilio Portes. Ayer ambas partes se sentaron para analizar la situación de la empresa, que lleva un mes sin actividad, y entre las distintas alternativas que se estudian para garantizar su viabilidad futura, la Junta planteó que los trabajadores, "que han demostrado ser los únicos responsables y valedores" de la marca centenaria, opten por una empresa de la economía social, como por ejemplo una Sociedad Anónima Laboral (SAL), para salir adelante y llevar ellos mismos las riendas de un negocio por el que llevan peleando décadas. Una opción que, de llevarse a cabo, contará con el apoyo del Gobierno regional.

Así lo explicaron ayer fuentes de la Administración autonómica, que tildaron de "barbaridad" el modo en que Portes ha presentado el expediente, "sin esperar los tiempos de consulta, sin sentarse con los representantes de los trabajadores y sin negociar". Pero hay un punto especialmente sensible y es que, justo un día después de solicitar la autorización del ERE, Emilio Portes envió una carta a la plantilla en la que le eximía de acudir a sus puestos de trabajo y en la que añadía que, pese a ello, seguirían percibiendo su salario. Las fuentes precisaron a este respecto que la primera medida será pedir un informe a la Inspección de Trabajo y, en el caso de detectar irregularidades, enviarán el caso a la Fiscalía para depurar responsabilidades.

Además, las fuentes lanzaron un mensaje de calma, ya que es la Administración la que tiene que dar el visto bueno en última instancia al ERE. "Hay antecedentes suficientes con los expedientes presentados en Sevilla para saber que se estará a la altura de las circunstancias".

Por su parte, la presidenta del comité de empresa, Carmen Vivero, valoró la "muestra de voluntad" por parte de la Junta, aunque incidió en que, como consecuencia de la crisis, resulta un momento especialmente complicado para buscar un nuevo empresario que se haga cargo de Pickman. "Todos queremos que la solución sea ya definitiva", aseveró.

  • 1