La Junta pone coto por primera vez al ciberacoso en la escuela

Los colegios expulsarán a los alumnos que difundan imágenes vejatorias o violentas en internet. Educación incluirá el supuesto del acoso escolar en el decreto de convivencia.

el 04 nov 2009 / 19:55 h.

Alumnas de un colegio de Sevilla buscan información en internet.

Dos nuevos supuestos se van a incorporar el próximo curso al listado de infracciones graves que puede cometer un alumno, y que son sancionadas con la suspensión de la asistencia a clase durante tres días, el cambio de grupo o la expulsión. Uno es el acoso escolar -"maltrato psicológico, verbal o físico"-, que ya formaba parte del catálogo de delitos en auge de la Fiscalía de Menores, pero no del de Educación. El otro es la difusión por internet de imágenes violentas o vejatorias de un alumno.

Este supuesto tampoco aparecía en el decreto de convivencia, porque en 2007, cuando se regularon las normas de comportamiento, las faltas de disciplina y las posibles sanciones, los foros en internet, como Tuenti o Facebook, no estaban tan en auge como ahora. De un día para otro, colgar imágenes humillantes o vídeos de agresiones a un menor en internet a través de Messenger o YouTube se convirtió en una variante más del acoso escolar. Los expertos, la Fiscalía y el Defensor del Menor alertaron de que iba en aumento el número de denuncias que, desde las escuelas, advertían del "ciberacoso". Educación ha decidido darle la consideración de "infracción grave", justo cuando todos los colegios de Primaria se van a llenar de ordenadores individualizados.

Las normas de convivencia, ya actualizadas, se integrarán en los nuevos Reglamentos Orgánicos de Centro, un amplio documento que recogerá los poderes que la consejería va a delegar en los colegios. La consejera de Educación, Mar Moreno, presentó ayer algunas de las propuestas que van a formar parte de los reglamentos, y que ahora serán debatidas en el seno de la comunidad educativa.

Algunas de las ideas del borrador que se hizo público ayer se incluirán en el decreto final, y otras, si no tienen el respaldo del profesorado, se rectificarán. Las propuestas que en la práctica ya existían, como regular el uso de los uniformes en centros públicos o la prohibición de llevar el móvil a clase adquieren un "respaldo legal", aunque seguirán siendo los consejos escolares los que tomen esas decisiones. Moreno explicó ayer que prohibir los móviles por decreto en todos los colegios no era la solución, dado que muchos padres se los dan a sus hijos para tenerlos localizados.

Blindaje al profesor. La consejería también quiere incluir en el decreto toda una declaración de intenciones para reforzar la autoestima del profesorado. Se creará un "catálogo de derechos del profesor", dando énfasis al respeto que se le debe en las aulas; además, en cualquier litigio entre el docente y cualquier otro miembro de la comunidad educativa, Educación "estará siempre del lado del profesor", partiendo de la "presunción de legitimidad de los actos docentes". Moreno puso este ejemplo: "Hace dos días un director fue condenado por maltrato en los tribunales por sujetar del brazo a un niño. Acatamos la sentencia, pero yo di mi apoyo al profesor, y creo que a él le gustó mucho". También se promoverá ante la Fiscalía la consideración de que agredir a un docente es "atentado a la autoridad", algo que ya existe en la práctica. Por último, los consejos escolares podrán "reprobar" a las personas que causen daños al profesorado.

  • 1