Local

La Junta propone incluir dos materias en Magisterio sobre violencia escolar

El Observatorio para la Convivencia ha enviado a las universidades andaluzas una propuesta formativa para que el nuevo Magisterio incluya dos asignaturas sobre violencia escolar. Los decanos de las 8 facultades de Educación se reunen hoy para consensuar el contenido común de la nueva carrera.

el 15 sep 2009 / 05:30 h.

TAGS:

El Observatorio para la Convivencia, órgano de la Consejería de Educación, ha enviado a las universidades andaluzas una propuesta formativa para que el nuevo Magisterio incluya dos asignaturas sobre violencia escolar. Los decanos de las 8 facultades de Educación se reunirán hoy en Sevilla para consensuar el contenido común de la nueva carrera.

Educación se ha dado cuenta de dos cosas: de que la conflictividad en las aulas no remitirá por sí sola y de que la sensibilidad que despierta en la sociedad un solo caso de agresión o acoso escolar no va a deshincharse, de momento. Y segundo, que los conflictos en el aula han puesto en guardia a toda la comunidad educativa y no tienen el mismo peso en el currículum de los aprendices a Maestro que aún no han salido de la universidad.

En los últimos dos años, la violencia escolar ha ido acaparando la preocupación de los docentes y de la Administración educativa. Primero se reformularon las reglas que establecen lo que debe hacer un colegio y un profesor ante una agresión, y se endurecieron las sanciones. Más tarde, y en respuesta a la demanda del profesorado, se diseñaron cursos de formación dirigidos a maestros de Primaria y profesores de ESO para enseñarles a fomentar la convivencia y a prevenir la violencia entre los alumnos. No parece suficiente.

El vicerrector de ordenación académica de la Hispalense, Juan José Iglesias, ha convocado esta tarde a los decanos de las ocho facultades de Ciencias de la Educación a una reunión en la que tratarán los contenidos comunes en el diseño de la nueva carrera de Maestro. Esta semana debe cerrarse la estructura del grado de Magisterio, que pasa de tres a cuatro años. Una comisión del Consejo Andaluz de Universidades decidirá cómo será la formación obligatoria compartida por todas las facultades, para que un título en Almería sea homologable en Sevilla.

En ese debate ha entrado una propuesta de la Junta que pretende introducir en el currículum dos materias específicas para formar al docente en la mediación de conflictos en el aula: un módulo, dos materias, 12 créditos. Una idea que algunos decanos apoyan y otros consideran excesiva, porque supone casi un cuatrimestre, pero todos están de acuerdo con que los contenidos sobre violencia escolar se aborden en la carrera.

Doce créditos. La propuesta del Consejo científico del Observatorio para la Convivencia Escolar, a la que ha tenido acceso El Correo, habla de un módulo denominado "Convivencia Escolar y Cultura de Paz", que se integraría en un mismo curso de Magisterio. El módulo, con 12 créditos, "busca dar a conocer los procesos de comunicación en el aula, dominar destrezas y habilidades sociales necesarias para fomentar el aprendizaje y la convivencia y abordar problemas de disciplina y resolución de conflictos". En él se integrarían dos asignaturas: "Cultura de Paz y Educación" y "Convivencia Escolar".

La mayoría de los decanos consultados aportan matices a una propuesta que aún no conocen de primera mano, porque la Junta envió el documento a los rectores. Los decanos de Cádiz, Jaén y Almería, por ejemplo, defienden que la conflictividad en las aulas hay que atajarla ahora, sobre la marcha. El nuevo grado de Magisterio no empezará a impartirse hasta el curso 2009/2010, así que, en teoría, los primeros maestros formados en convivencia escolar no empezarían a dar clases hasta 2014.

Al margen de si la fórmula es apropiada, parece claro que Educación asume que los conflictos escolares desbordan la responsabilidad de los profesores, y muchos se muestran incapaces de controlar este tipo de situaciones. La propuesta deja ver que la formación del profesor cuando ya es profesor no basta, de modo que se ha remontado unos años en el proceso de preparación del docente y ha decidido orientar al educador en la prevención de conflictos cuando aún está aprendiendo a enseñar.

  • 1