sábado, 15 diciembre 2018
03:11
, última actualización
Local

La Junta recorta un 10% todos los pluses del personal sanitario

PP y CSIF consideran los ajustes una "venganza" por salir a la calle contra la ley del sector público

el 22 may 2012 / 19:18 h.

TAGS:

Arenas se reunió ayer con CSIF.

Todos los pluses que cobran los que trabajan para la sanidad pública andaluza, unas 100.000 personas, sufrirán un recorte del 10% a partir de junio. Estas medidas, que son la letra pequeña del plan de ajustes de la Junta para contener el déficit, se suman a la bajada de sueldo del 5% para los funcionarios y del 15% -igual que disminuye la jornada- para los interinos anunciada la semana pasada por la consejera de Hacienda. A partir de ahora, médicos, enfermeros y demás personal sanitario cobrarán menos por productividad, guardias, festivos o carrera profesional.


Los nuevos recortes, conocidos al detalle en la mesa sectorial que sentó el lunes a la consejera de Salud, María Jesús Montero, y a los sindicatos, han puesto en pie de guerra al sector. Hoy se reunirán UGT, CCOO, el Sindicato Médico, el de enfermería (SATSE) y CSIF para acordar un calendario conjunto de movilizaciones. El secretario general del área sanitaria de CCOO, Humberto Muñoz, calificó de "barbaridad" las medidas de ajuste y dejó claro que "nadie" las va a admitir.


Aunque todos los complementos bajan por igual y para cualquier trabajador un 10%, donde más se va a notar es en el plus de productividad o complemento de rendimiento profesional (CRP), una cantidad anual importante que se cobra sobre esta fecha de una sola vez. Para un médico base que con guardias gane unos 3.500 euros, el CRP supone unos 6.000 euros. Para un enfermero que perciba 1.800 euros al mes, este complemento asciende a 3.200 euros. La Consejería de Salud les informó de que, el de 2011, lo cobrarán poco a poco hasta que acabe el año y que el de 2012 ya incorporará la rebaja. Desde la próxima nómina, además, la Junta pagará un 10% más baratas las guardias, los festivos o la carrera profesional.


En un clima de gran conflictividad social, el PP reeditó ayer la alianza con el sindicato mayoritario de los funcionarios, el CSIF, que ha sido el más combativo contra la Junta por la reforma del sector público. Una delegación de la organización se reunió en el Parlamento con el líder de los populares andaluces, Javier Arenas, y la vicesecretaria de Relación con las Organizaciones Sociales del partido, Alicia Martínez.


"venganza". Ambas partes coincidieron en considerar el plan de ajustes de la Junta, que carga buena parte de los recortes en las nóminas de los trabajadores (777 millones), una "venganza" por las protestas de los funcionarios contra la reordenación del sector público. El PP va a presentar una propuesta que recoge las reivindicaciones de los funcionarios y pide una reforma estructural de la administración. Arenas, que no compareció ante los medios -lo hizo Alicia Martínez- aseguró a Europa Press que el endeudamiento de Andalucía "sólo es achacable" a la gestión del presidente, José Antonio Griñán, y a la elaboración de unos Presupuestos para 2012 "con ingresos falsos". Dejó claro que su partido no se presta "a la farsa de la confrontación" con el Gobierno de Mariano Rajoy y subrayó que "las mayores discriminaciones" que sufren los andaluces están en "el récord europeo de paro" y en la presión fiscal más alta.

  • 1