Hacienda ‘quita’ ahora a Andalucía 80 millones de la financiación de 2012

Es un dinero incluido en los presupuestos de este año en base a los datos facilitados por Madrid. La Junta no reducirá servicios y acudirá a los tribunales si el ministro Montoro no rectifica

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sigue dando malas noticias al Gobierno andaluz. Ahora ha comunicado a la Junta de Andalucía que pierde 80 millones de euros –un dinero ya incluido en el presupuesto andaluz de este año– por la diferencia existente entre la liquidación provisional y la definitiva del sistema de financiación autonómico de 2012, según denunció ayer la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. En julio de 2013 el ministerio informó de que en conjunto las comunidades iban a recibir 4.243 millones, pero ahora esta cantidad se ha reducido a 3.771 millones. En concreto, a Andalucía, según la liquidación provisional, le correspondían 507 millones, pero ahora se han quedado en 427 millones. Para Montero lo más grave no es el desfase sino «la deslealtad» del Gobierno hacia las comunidades autónomas, porque, en opinión de la consejera, en diciembre del año pasado el Gobierno ya sabía cómo iba a salir la liquidación definitiva: «Es difícil creer que no tuviese las cifras concretas». Manifestó que Madrid no lo ha dicho hasta ahora para «intentar cuadrar sus cuentas» a costa de las comunidades e insistió en que no se habla «ni de regalo, ni de compensaciones, ni de error de previsión, sino de una nueva vuelta de tuerca en la asfixia económica a que somete el Gobierno al conjunto de comunidades». Este recorte de 80 millones de euros supondría para Andalucía un ajuste adicional del 11 por ciento sobre el ya obligado por la reducción del déficit y equivaldría a suprimir «las rutas de transporte escolar, los ingresos mínimos de solidaridad o la financiación de una de las universidades andaluzas», señaló Montero, quien aclaró que esto no sucederá en Andalucía «porque no se realizarán recortes». Para que finalmente las cuentas cuadren, la consejera ha pedido al Gobierno que suavice el objetivo de déficit o que se porratee durante los próximos cinco años la liquidación de estas cuantías –el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU), elevó la reclamación de prorrateo a 10 años–. Montero advirtió de que si Madrid no atiende sus peticiones se recurrirá por la vía contencioso-administrativa. No será la primera vez, porque la Junta ha llevado a los tribunales las liquidaciones de 2009, 2010 y 2011, aunque por el momento los jueces no se han pronunciado, según admitió la consejera. No obstante, la titular de Hacienda andaluza confía en que el ministerio recule porque comunidades del PP como Madrid y Valencia también han protestado por la reducción de ingresos. Montero asimismo cargó contra el actual sistema de financiación, porque no garantiza los recursos suficientes para financiar los servicios públicos ni garantiza la igualdad de los españoles. Recordó que Andalucía en 2011 recibió 17.855 millones de euros y en el 2012 la cifra bajó a 17.215 millones, 653 millones menos, lo que sumado a los recortes en los dos años anteriores supone que Andalucía dejó de ingresar 3.456 millones en cuatro años. Es decir, cada andaluz recibió 386 euros menos que la media de españoles y 2.368 euros menos que cada cántabro. Esto pone de relieve, en opinión de la titular de Hacienda, la inequidad del sistema de financiación por habitante: «No es sostenible un modelo que genera tanta desigualdad y marca una diferencia de recursos para financiar los servicios públicos». Por ello reclamó una reforma del sistema de financiación de forma «urgente», que garantice la prestación de servicios en igualdad entre todas las autonomías. Asimismo, Montero criticó la efectividad de los fondos de convergencia puesto que lejos de limar las diferencias de financiación entre comunidades, las agrava. Señaló que Andalucía es la única comunidad que en cuatro ejercicios ha perdido puestos de financiación por habitante tras aplicar estos fondos.

  • 1