miércoles, 16 enero 2019
01:54
, última actualización
Local

La Junta replica a Gobierno que tiene palabra y cumplirá el plan de ajuste, pero agotará la vía del diálogo con sindicatos

el 29 may 2012 / 13:22 h.

TAGS:

La Junta de Andalucía ha replicado este martes al Gobierno de la  Nación que tiene "palabra" y que va a cumplir con el plan de ajuste  que presentó ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF),  pero aprovechará el plazo que hay hasta la aprobación definitiva de  los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para agotar la vía del  diálogo con los sindicatos para que los trabajadores públicos se vean  lo menos perjudicados posible por las medidas.   

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de  Gobierno, la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha  señalado que la vía del diálogo, del consenso y del entendimiento con  los representantes de los trabajadores se va a agotar, "pero  cumpliendo ese plan financiero que se presentó en el CPFF" y que será  tramitado como proyecto de ley en el Parlamento. Dicho plan también  conlleva una reforma del presupuesto andaluz de este ejercicio que  tendrá que tener su pertinente tramitación en el Parlamento.    

"La negociación con los sindicatos es imprescindible y queremos  alcanzar el mayor grado de consenso posible porque somos conscientes  de que la ciudadanía en general y los empleados públicos en  particular quieren que, desde la transparencia y del diálogo, el  resultado del plan sea lo menos lesivo posible para el conjunto de  los trabajadores públicos", según Díaz.  

Ha insistido en que la Junta no va a renunciar a una de sus señas  de identidad, que es el diálogo, el consenso y la búsqueda del  acuerdo, algo en lo que ya está trabajando la Consejería de Hacienda  y Administraciones Públicas.  

Ha manifestado que las declaraciones de ayer del secretario de  Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta - quien exigió  garantías de cumplimiento del plan- son fruto de un intento de  desviar la atención porque en "ningún momento se ha hablado de  aplazamiento, sino de ampliar la negociación con los representantes  de los trabajadores", ya que hay medidas, como la de las 37,5 horas  semanales, que vienen impuestas por los PGE y hay que esperar hasta  su aprobación definitiva para conocerlos y que luego no haya  "sorpresas desagradables".  

"Beteta sabe perfectamente, como el Ministerio de Hacienda y  Administraciones Públicas, que Andalucía es una comunidad autónoma  con palabra que cumple la ley y que, lógicamente, va a cumplir el  plan que ha presentado", según Susana Díaz, quien ha recordado que  las relaciones de la Consejería andaluza de Hacienda y  Administraciones Públicas con el Gobierno de España son permanentes.  

En cualquier caso, ha manifestado que las declaraciones de ayer de  Beteta fueron "impropias de un gobernante de Estado" en un momento de  extrema dificultad como la que atraviesa este país y con ellas  demostró quién era "el dueño de los recortes" que en estos momentos  van a tener que soportar los ciudadanos y los empleados públicos.  

Susana Díaz, en su argumento de que el Gobierno central ha  decidido poner "el foco" sobre Andalucía, ha manifestado que no se ha  oído decir nada a Beteta sobre la "inconcreción" que hay en el  capítulo 1 (personal) de los planes financieros de otras comunidades  ni del déficit "oculto" de algunas regiones, como la de Madrid.   

Asimismo, la consejera ha querido dejar claro que cuando el  vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y  Relaciones Institucionales, Diego Valderas, anunció el pasado viernes  un "aplazamiento" del decreto del plan de ajuste hablaba el "Gobierno  andaluz con una voz única". Previamente a ese anuncio, según ha  apuntado, hubo una comunicación muy fluida entre ella misma, la  consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, Carmen Martínez  Aguayo, y Diego Valderas, en una coordinación total.  

NO PRIVILEGIOS, SINO JUSTICIA Y EQUIDAD


Ha señalado que lamentablemente el Gobierno de Mariano Rajoy sigue  en la línea de "amenaza y de deterioro de Andalucía", que está  sufriendo un trato "desigual y discriminatorio" respecto a otras  comunidades autónomas cuyas cuentas están en una situación de mayor  gravedad y, en cambio, desde el Ejecutivo se está actuando con  benevolencia.

La consejera de Presidencia e Igualdad ha sentenciado que  Andalucía no quiere privilegios ni trato de favor, sino que se la  trate con justicia y con equidad, de manera que, en su opinión, el  Gobierno de la Nación debe pasar página cuanto antes al 25 de marzo y  tender puentes con esta comunidad porque en una situación tan  delicada como la actual el país "no está ni para confrontaciones ni  para peleas".  

Al hilo de las "sorpresas" que pueden deparar los PGE, Susana Díaz  ha criticado que los últimos días se haya tenido conocimiento de una  reducción de los fondos en para políticas activas de empleo en otros  35 millones de euros, más de lo que en un principio se conoció, en lo  que constituye un claro "trato discriminatorio para Andalucía". Ha  manifestado que no se entiende que se reduzcan los fondos para  fomentar la creación de empleo y no haya "problema para inyectar  24.000 millones de euros a un banco en apuros", en referencia a  Bankia.        

  • 1