Local

La Junta 'rescata' a 14.000 parados de la construcción en 8 meses

Los dos programas de la Junta para reactivar el empleo en plena crisis han generado 13.913 puestos de trabajo en los últimos 8 meses. Pero ambos están aún a medio gas. Los proyectos de obras adjudicados del plan Proteja no llegan al 60%.

el 16 sep 2009 / 08:34 h.

TAGS:

Los dos programas de la Junta para reactivar el empleo en plena crisis han generado 13.913 puestos de trabajo en los últimos 8 meses. Pero ambos están aún a medio gas. Los proyectos de obras adjudicados del plan Proteja no llegan al 60%. El PP cree que así la economía se reactiva despacio y la Junta dice que se crearán 23.000 empleos más en la construcción antes de diciembre.

Los consejeros de Gobernación y Empleo, Luis Pizarro y Antonio Fernández, convocaron ayer a los ocho presidentes de las diputaciones provinciales de Andalucía para valorar el grado de incidencia que están teniendo las medidas de choque para reactivar la economía local. Desde principios de año funcionan dos programas que encabezan las políticas activas de empleo del Gobierno andaluz contra la crisis: el Plan Proteja y el Memta. Ambos suman una inversión de 460 millones de euros y, según dijo Pizarro, ya han logrado rescatar a 13.913 parados (8.000 el Proteja y 5.000 el Memta) desde que entraron en vigor el pasado enero.

La estrategia del Plan Proteja consiste en financiar desde el Gobierno inversiones generadoras de trabajo en los municipios andaluces con menos de 20.000 habitantes. Los ayuntamientos elegían el proyecto más necesario para su localidad (colegios, centros de salud, guarderías...) y después se adjudicaba la obra a una promotora local. Esto servía para recuperar empleos, y además insuflaba aire al asfixiado sector de la construcción. Todas las obras que se subvencionasen debían estar finalizadas antes del primer semestre de 2010. Pero poner en rodaje toda esta maquinaria requería compromiso político de los ayuntamientos y cierta agilidad para elaborar los proyectos técnicos, conseguir los contratos del Estado, tramitar las licitaciones... A día de hoy, entre un 55 y un 60% de los proyectos de obra ya han sido adjudicados a empresas (unos 2.000), según anunció ayer Gobernación. De ahí han salido esos 14.000 contratos de trabajo, la mayoría temporales.

Este ritmo de ejecución es "aceptable", según la Junta, y demasiado lento, a ojos de la oposición. El PP cree incluso que sobrará dinero porque muchos proyectos no encontrarán empresas que quieran acometerlas, y por ello pidieron en el Parlamento que lo que sobrase se invirtiera en un nuevo plan de obras municipales. Petronila Guerrero, la presidenta de la diputación de Huelva, volvió a denunciar ayer que "algunos municipios del PP no han prestado la misma colaboración con el plan E y el plan Proteja". Los populares consideran una cifra exigua esos 14.000 contratos del sector del ladrillo que se han rescatado en ocho meses, porque sólo en agosto se registraron 17.400 nuevos parados, y porque calculan que sólo la construcción en Andalucía aglutina a más de 75.000 desempleados.

No obstante, el consejero de Empleo cree que cuando se ejecute la otra mitad de los proyectos de obra (antes de abril de 2010) se crearán otros 13.000 empleos. Además, el Plan Memta, que inicialmente contaba con 100 millones de euros para demandantes de trabajo, recibirá una inyección más de 60 millones. Según los cálculos de Fernández, esto permitirá generar 10.000 empleos más. Si las previsiones del Gobierno regional se hacen realidad, en un año los dos planes de la Junta habrán estimulado cerca de 37.000 puestos de trabajo. Aunque la mayoría sean contratos de seis meses, el Proteja y el Memta llevan asociados programas de Formación Profesional y orientadores laborales. Existen oficios con menos salidas o estancados en el mercado laboral, pero cuyos empleados son susceptibles de transformarse "en poco tiempo" en personal cualificado de otras áreas. Fernández puso el ejemplo de un ferrallista capaz de aprender a construir placas solares. La Junta espera así reciclar a los obreros en trabajadores más polivalentes.

El consejero de Empleo vaticinó que este mes el número de andaluces apuntados al paro caerá históricamente 4 puntos porcentuales respecto al año pasado, hasta un 0,3%. "Más del 0,3% de demandantes de empleo me disgustaría", dijo. Septiembre es tradicionalmente un mes malo para el empleo, porque se destruyen los contratos creados en verano y porque muchos deciden volver a estudiar con el inicio del curso académico. En España, de cada 100 parados, 83 es por pérdida de empleo y 17 por estudios. En Andalucía, la relación de cifras está por debajo. Hasta 2008 el incremento del número de demandantes osciló entre el 1,5 y el 3%, excepto el año pasado, cuando aumentó en un 4%.

  • 1