Local

La Junta retira parte del sueldo a policías durante su embarazo

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denuncia que una agente de la Policía Autonómica lleva dos años pidiendo su devolución.

el 21 feb 2010 / 19:05 h.

TAGS:

Una pareja conversa en el calor de la chimenea.

Una embarazada puede dejar de cobrar parte de su sueldo en la Policía Autonómica, como le ha ocurrido a varias sevillanas que llevan hasta dos años exigiendo que les paguen los complementos. Sobre el papel las protegen leyes, decretos y hasta resoluciones de la Dirección General de la Policía que ratifican que una embarazada, incluso si cambia de ocupación para evitar posibles riesgos, tiene derecho "a la totalidad de las retribuciones del puesto de trabajo que viniera desempeñando". Por no hablar de la Ley de Igualdad estatal. La consejería de Gobernación, de la que depende la Autonómica, garantiza ese derecho, pero a varias se les retiraron estos extras.

Aunque no quieren que se conozcan sus circunstancias personales, una lleva dos años pidiendo el complemento que dejaron de pagarle durante la baja que precedió al parto y los cuatro meses de baja maternal. Otra intenta cobrar esos atrasos desde hace 11 meses, y una tercera acaba de pedirlo porque le retiraron el complemento en diciembre. Ninguna ha recibido respuesta.

El Sindicato Unificado de Policía conoce al menos a otras tres mujeres a las que les retiraron los extras y prefirieron no reclamarlos. Pueden no parecer cifras altas, pero la Policía Autonómica sólo tiene a 17 mujeres en Sevilla -46 en toda Andalucía-. "La Policía es un cuerpo masculinizado, a ninguna nos gusta señalarnos porque nuestros compañeros nos pueden mirar mal. Hay mucho policía mayor que no entiende que nos sigan pagando igual. Y en ese momento de nuestras vidas tampoco nos apetece pelear", explican en el sindicato.

La situación contrasta con la de sus compañeras de la Policía Nacional, cuyas retribuciones no cambian al comunicar su embarazo, ni aunque pasen de un puesto con complementos por ser de alto riesgo a otro de oficina. Y eso que la Autonómica es una unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta, por lo que sus efectivos se rigen por las mismas normas. La Junta atribuye estos casos a retrasos burocráticos, lo que no explica la extraña casuística de la retirada de los complementos: en la Autonómica hay tres, dos que paga la Junta y otro del Estado.

La Junta reconoce el derecho de las embarazadas a percibir el mismo sueldo, aunque no es la primera vez que la administración andaluza se tropieza al aplicar las leyes de igualdad a las embarazadas: hace dos años el escándalo fue mayúsculo al ser destituidas seis profesoras interinas con gestaciones de riesgo, según Educación porque desconocía sus embarazos. Fueron readmitidas en cuanto el caso se conoció; el presidente de la Junta, entonces Manuel Chaves, pidió disculpas y hasta la Consejería de Educación y el PSOE arremetieron contra la delegación provincial, responsable de los ceses.

LAS LEYES QUE PROTEGEN EL EMBARAZO

Ley 3/2007 Igualdad efectiva de mujeres y hombres
Artículo 58: Si las condiciones del puesto de trabajo de una funcionaria pudieran influir negativamente en la salud de la mujer o el hijo podrá concedérsele licencia. En estos casos se garantizará la plenitud de los derechos económicos durante la licencia”.

D.G.P., 2 de marzo de 2001 Protección a la maternidad
Apart. 2 y 3: La resolución de la Dirección General de la Policía afirma que los servicios sanitarios del cuerpo “velarán” porque las  policías relicen labores “adecuadas” a su estado. “En caso de cambio, continuará percibiendo la totalidad de las retribuciones del puesto de trabajo que viniera desempeñando, el cual le será reservado hasta la finalización de la licencia por maternidad o del periodo de lactancia”.

R.D. 2/2006 Prevención de riesgos laborales del CNP
Art. 11: Protección de la maternidad: Para proteger a las policías embarazadas podrán ser trasladadas, “adscribiéndoles a otro servicio o puesto de trabajo si fuera necesario, conservando el derecho al conjunto de las retribuciones de su puesto de origen”.

  • 1