miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

La Junta se aferra a que nombrará 10.000 maestros más en tres años

Educación mantiene la oferta de empleo prevista hasta 2012 pese a la crisis y los sindicatos piden «un calendario más realista» para empezar a priorizar los objetivos más importantes.

el 14 may 2010 / 19:21 h.

TAGS:

La merma en las cuentas públicas y el plan de recortes anunciado por Zapatero chocan con el discurso del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que aún mantiene la política educativa al margen de los efectos de la crisis.

Eso ha provocado que del seno de la Consejería de Educación, que dirige Francisco Álvarez de la Chica, surjan dos mensajes distintos en direcciones opuestas: internamente se admite que la crisis "hace difícil cumplir el calendario previsto en la ley para aumentar la plantilla de profesores", un compromiso firmado en 2008 del que dependen objetivos básicos de la LEA. Pero, la consigna oficial, que ayer volvieron a escuchar los sindicatos de profesores, es que Educación mantendrá los plazos y los compromisos previstos en cuanto a la contratación de nuevos docentes.

La LEA establece que la plantilla de profesores crecerá en casi 15.000 funcionarios más de 2008 a 2012 y hasta ahora se han creado 3.400 plazas. La consejería sostiene que en los próximos tres años se ofertarán 10.500 plazas de nueva creación de profesor, en las tres convocatorias de oposiciones que faltan hasta el curso 2012-13.

En cada una de esas convocatorias también saldrán a concurso las plazas que surgen de las jubilaciones y del crecimiento vegetativo del sistema escolar (aumento de alumnos-necesidad de profesores), lo que significa que la oferta de empleo público anual sería superior a las 9.000 plazas de Infantil, Primaria y ESO por año. Según el coste anual de una plaza docente, los presupuestos andaluces de 2011, 2012 y 2013 deberían sumar casi 400 millones de euros en la partida de personal, sólo para profesores. Así se cumpliría lo previsto en la LEA.

Los sindicatos de profesores son escépticos y ayer pidieron a Educación "un calendario más realista" y que se "redefinan" las prioridades, para saber de antemano qué partes del acuerdo se pueden cumplir y cuáles peligran. Con esa idea, tanto CCOO como UGT plantean ciertos puntos prioritarios: como las clases de refuerzo, los desdobles de las asignaturas instrumentales, la reducción de la ratio y el plan de sustituciones de profesores.

  • 1