viernes, 23 agosto 2019
08:14
, última actualización
Local

La Junta se da un mes de plazo para estudiar el caso de Marcos y Jesús

Los padres, que han entregado 90.000 firmas, se lamentan de que sus hijos, con distrofia muscular de Duchenne, "no pueden esperar más" la administración de un fármaco.

el 06 feb 2015 / 17:29 h.

TAGS:

LOS PADRES DE JESUS Y MARCOS ENTREGAN FIRMAS AL SAS Los padres de Marcos y Jesús han entregado 90.000 firmas a la Junta. Foto: José Luis Montero La Dirección General de Asistencia Sanitaria de la Junta de Andalucía ha comunicado este viernes a los padres de Marcos y Jesús, los dos niños sevillanos de 8 y 5 años que están afectados por la distrofia muscular de Duchenne, que "no puede autorizar el fármaco que necesitan los niños porque no hay suficientes evidencias de su eficacia”. Los padres, que en un primer momento recibieron la negativa de la Junta de Andalucia porque aludían a "criterios económicos”, hoy se han encontrado con el hecho de que la Junta les da un plazo de “un mes o mes y medio” para tomar una decisión sobre la concesión de un fármaco para Marcos y Jesús que les garantiza una mejor calidad de vida. Cabe recordar que el medicamento ya se está administrando en cuatro comunidades autónomas más: Galicia, Castilla la Mancha, Madrid y Valencia. “Si además se ofrece en Italia y Francia por uso compasivo, y en otros países como en Alemania, Dinamarca y Noruega se comercializa, ¿acaso están todos estos países y comunidades equivocados y Andalucía no?”, se preguntan los padres. "Nuestros hijos no pueden esperar más. La enfermedad avanza y lo que se pierde no es recuperable, por eso es tan urgente esta decisión". Es lo que le han trasladado a los responsables M.Ángeles y José  María en la reunión que han mantenido en la sede del Servicio Andaluz de Salud y en la que han presentado las más de 90.000 firmas de apoyo que han conseguido recabar en tan solo seis días, gracias a la plataforma Change.org. La familia ha pasado más de siete meses escuchando negativas por parte de la Dirección del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla. “No estamos pidiendo nada excepcional ni descabellado, sino que se aplique una ley que está en vigor desde hace seis años” y que permite el uso compasivo de este medicamento, denominado Traslarna, lo que significa administrar un fármaco en investigación en pacientes que presentan una “enfermedad gravemente debilitante”. Es el caso de la Distrofia Muscular de Duchenne que va destruyendo los músculos de los enfermos hasta paralizarlos, acortando así de manera significativa su esperanza de vida. Para M. Ángeles y José María, “Susana Díaz no está cumpliendo con sus promesas de no dejar a ningún andaluz sin la medicación que necesita, anunciado en repetidas ocasiones a bombo platillo. Por qué otros cinco niños sí tienen la medicación, y nuestros hijos en las mismas circunstancias no”, se preguntan desesperados. “Sabemos que el fármaco es eficaz en un 13% de los casos diagnosticados. Marcos y Jesús entran en ese pequeño porcentaje y cumplen los requisitos para solicitarlo: caminar, tener más de cinco años y presentar una mutación denominada sin sentido. En la actualidad Marcos necesita un respirador por las noches y Jesús tiene dificultades para subir al tobogán, según explica la familia. Los padres de los pequeños quieren agradecer públicamente el apoyo de las 90.000 personas que han firmado hasta ahora la campaña emprendida por Change.org y piden la colaboración de la sociedad para conseguir que le reconozcan a sus hijos el derecho a una vida mejor.

  • 1