viernes, 18 enero 2019
22:03
, última actualización
Local

La Junta se impone un techo presupuestario

Hacienda fija por vez primera un límite al gasto y se prescribe disciplina.

el 31 oct 2011 / 21:42 h.

TAGS:

Todo presupuesto es una ley complicada con mucha letra pequeña. El que hoy por vez primera amanece en el Parlamento andaluz no es una excepción. Hay dos novedades en cuanto a la ley en sí del Presupuesto. Dos aspectos que mencionó la pasada semana la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, tras aprobarse las cuentas en Consejo de Gobierno, pero que pasaron prácticamente desaparecibidos.

Por vez primera la Junta estrena un límite al gasto. Es decir no podrá excederse en lo presupuestado para gasto no financiero (exceptúa las inversiones). Y además añade que cualquier ingreso extraordinario debe destinarse a inversión.

También es inédito que no especifiquen las principales inversiones y se eluden las cifras provincializadas para evitar agravios en año electoral. La titular de Hacienda lo explicó en términos de "eficacia" y para "agilizar" y "facilitar" modificaciones presupuestarias. "Toda la presupuestación tendrá carácter centralizado y no provincializado", dijo.

Cuando hay poca inversión para repartir, asignar cantidades concretas a los proyectos iba a abrir una suerte de carrera inversora en las provincias que no es nueva pero que interesa especialmente poco con elecciones a la vuelta de la esquina. De ahí que ayer los consejeros protagonizaran su tradicional romería en sus provincias sin cifras para las inversiones y las grandes infraestructuras en curso (no se estrena ninguna obra nueva).

El límite al gasto es una novedad que se introduce cuando ya ambos grandes partidos, PSOE y PP, piden en sus programas electorales un techo de gasto para las comunidades con el fin de tener un mayor control sobre sus presupuestos y contar con más mecanismos para hacerlas cumplir con sus compromisos de reducción del déficit público (no podrán sobrepasar el 1,2% de su PIB en 2013).

Los populares anuncian sanciones para las autonomías que no cumplan y sitúan en manos del Congreso una ley que ponga límites. Los socialistas invitan a que cada Parlamento regule ese aspecto.

En este contexto, la Junta se adelanta y se impone un tope. Un guiño en un Presupuesto que exprime al límite su capacidad de endeudamiento, engordando hasta 4.988 millones de euros los ingresos por endeudamiento, lo que genera un gasto de 2.229 millones en deuda pública (a su servicio se destinan este año unos 800 millones de euros más).

  • 1