Local

La Junta se planta ante Salgado por su idea de limitar su poder en las cajas

El primer gran choque entre el Gobierno andaluz y el central ha saltado apenas un día antes del encuentro que hoy tendrán en La Moncloa Griñán y Zapatero. Andalucía se opone tajantemente al proyecto de Madrid de eliminar el derecho de veto de las comunidades autónomas a las fusiones de cajas de ahorro. Eso supone invadir competencias exclusivas e incumplir el Estatuto.

el 16 sep 2009 / 04:23 h.

TAGS:

El primer gran choque entre el Gobierno andaluz y el central ha saltado apenas un día antes del encuentro que hoy tendrán en La Moncloa Griñán y Zapatero. Andalucía se opone tajantemente al proyecto de Madrid de eliminar el derecho de veto de las comunidades autónomas a las fusiones de cajas de ahorro. Eso supone invadir competencias exclusivas e incumplir el Estatuto.

La economía puede agriar al presidente andaluz, José Antonio Griñán, su primera visita a La Moncloa como máximo representante de los andaluces. Todo dependerá de la flexibilidad que halle en el presidente de la Nación, José Luis Rodríguez Zapatero, ante su negativa a aceptar el decreto ley anunciado por la ministra de Economía, Elena Salgado, con el que se pretende rescatar a las entidades de ahorro que no soporten la crisis, además de limitar el poder autonómico en los órganos de poder de las cajas y, sobre todo, eliminar la posibilidad de que las regiones tengan la última palabra en un proceso de fusión. El anuncio del decreto se produjo en la noche del lunes durante una conferencia, lo que atajó hasta ayer las críticas del sector y las autonomías.

Pese a ello, Cataluña ya ha manifestado su total oposición a este proyecto, y ayer le tocó el turno a Andalucía. El consejero de Presidencia, Antonio Ávila, se mostró "en desacuerdo" con la propuesta del Gobierno, ya que afecta a una competencia exclusiva de la comunidad, recogida en el Estatuto de Autonomía, en la que se reconoce el poder de Andalucía a preservar su voz en estas operaciones. "Que no tengan los andaluces ninguna duda de que se defenderá el Estatuto, pero lo haremos sobre la base de documentos y no de apreciaciones", dijo, matizando que aún no se conoce el contenido real del decreto anunciado por Salgado.

Pese a dicha puntualización, el tono y la vehemencia del consejero no dejaban lugar a dudas: la decisión de Madrid escuece. Ávila reconoció que la Junta "no tiene constancia" directa de las negociaciones que el Gobierno está teniendo con el PP para consensuar el decreto, pero no por ello se limitó a verlas venir. "Insisto, la Junta no hará dejación de la defensa del Estatuto, que nos reconoce una competencia exclusiva en materia de cajas de ahorro", señaló. El proceso, dijo, no es "fácil", ya que "no es lo mismo cambiar una norma sobre cajas que un Estatuto", de ahí que alertara al Gobierno de que sea cuidadoso y no dañe este articulado superior. De hecho, el Ejecutivo no puede cambiar el Estatuto sólo con un decreto ley, sino que sería necesaria una ley orgánica para remozar el Estatuto y eliminar esa competencia. Andalucía no está por la labor pero, si Salgado lleva a término su proyecto, se plantearía entonces un serio conflicto de competencias. El impedimento legal, por tanto, es de primer nivel. Los socialistas esperan lograr hoy una explicación convincente de Zapatero.

La estrategia del Gobierno central también podría complicar la estrategia de Griñán de fusión entre cajas andaluzas exclusivamente. Si desde el Ministerio de Economía se rescata a cajas en mala situación económica, la Junta pierde el control efectivo de los cajeros, deja de existir ese veto final, y, en ese caso, se podrían activar fusiones como la intentada semanas atrás entre la cordobesa Cajasur y la murciana Cajamurcia. Bloqueado ese proceso, los cordobeses han decidido negociar con la malagueña Unicaja; las negociaciones, según fuentes de las cajas, caminan por buena senda.

  • 1