lunes, 18 febrero 2019
11:32
, última actualización
Local

La Junta suprimirá 111 empresas para ahorrar 115 millones de euros

Se modificarán o transformarán otras 16 entidades, al tiempo que se garantiza el mantenimiento de los empleos.

el 27 jul 2010 / 12:13 h.

TAGS:

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto ley sobre la reestructuración del sector público andaluz que elimina 111 entes públicos y modifica la personalidad jurídica de otras 16, una medida que afectará a más del 43% de las 254 empresas públicas de la Junta y supondrá un ahorro de 115 millones.

El objetivo de la remodelación, un compromiso adquirido por el presidente José Antonio Griñán, en el Debate de la Comunidad, es reducir el déficit público, dotar a la Administración autonómica de una estructura "más eficiente y moderna, así como mejor organizada y coordinada", según la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo.

En una primera fase, la reestructuración supone la reducción del número de entidades instrumentales, la simplificación de la estructura periférica y la mejora del conocimiento y la gobernanza, aunque la Junta asegura que la reducción del número de entidades instrumentales no perjudicará a la prestación de los servicios públicos ni afectará al empleo.

El plan, presentado en junio por la consejera en el Parlamento, supondrá un ahorro de entre 110 a 115 millones hasta el 2013 y ofrece la "máxima garantía" jurídica y "salvaguarda" de los derechos a los trabajadores, al reconocer los servicios prestados tanto a funcionarios como a contratados laborales en caso de tránsito, extremo -según la consejera- que ha sido acordado con los sindicatos.

"No habrá pérdida de empleos", pero la reordenación afectará a unos 23.476 trabajadores, de los que unos 2.000 son funcionarios, 1.400 personal laboral de la Junta y más de casi 20.000 personal laboral de las entidades instrumentales, ha indicado Aguayo, que ha negado que se vaya aplicar regulaciones de empleo o privatizaciones.

En el caso de personal funcionario que se integre en una agencia pública, la incorporación será voluntaria, y se reconocerá como mérito cuando participe en convocatoria de concursos de traslados una vez que reingresen como funcionarios.

El personal laboral que forme parte de las mismas entidades le será de aplicación el mismo convenio colectivo, al aplicarse la fórmula de sucesión de empresas con los "mismos" derechos y obligaciones hasta la aprobación de otro convenio. La consejera ha precisado que el protocolo de integración del personal será consensuado con los sindicatos.

La reordenación, que deberá estar concluida en diciembre, supondrá concentrar en un mismo edificio las sedes y subsedes existentes en los municipios de más de 100.000 habitantes donde haya varias de ellas y afectará a 182 puestos directivos que desaparecerán, aunque retornarán a sus puestos de origen.

Se creará la Agencia Pública de las Instituciones Culturales de Andalucía, que finalmente no incorpora al Patronato de la Alhambra y del Generalife e incluye al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, al Instituto Andaluz de las Artes y las Letras y a otras instituciones culturales.

Otro nuevo ente, la Agencia de la Dependencia, integrará por fusión a la Fundación Andaluza de Servicios Sociales y la Fundación para la Atención y la incorporación social (Fadais), mientras que Servicio Andaluz de Empleo (SAE), la Fundación Andaluza Fondo de Formación (Faffe), y las 95 Unidades Territoriales para el Empleo y el Desarrollo Local y Técnico, se integrarán en una nueva agencia.

En la corporación de entes de gestión hospitalaria, la Empresa Pública Hospital Costa del Sol será la cabecera de grupo, mientras se creará la Agencia del Conocimiento, que agrupará la Agencia Andaluza de Evaluación de la Calidad y Acreditación Universitaria, y a entes como Talentia, mientras que Fomento, Asistencia y Gestión Integral de Andalucía se integrará en la Agencia Idea. La sociedad mercantil de Turismo y Deporte andaluz agrupará a las actuales Turasa, Intasa y Deporte Andaluz.

El decreto también recoge la extinción del IARA y de las Cámaras Agrarias, y la transformación de la mercantil DAP (Desarrollo Agrario y Pesquero) en una agencia pública de gestión de las políticas agrarias y pesqueras.

  • 1