viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Economía

La Junta teme que Cajasur quede en manos de Caja Madrid

Unicaja y Cajasol aportan una solución como fusión; el resto, como SIP

el 22 jun 2010 / 12:20 h.

La consejera de Presidencia de la Junta, Mar Moreno.

La Junta de Andalucía manifestó ayer el temor ante la hipotética adjudicación de Cajasur a Caja Madrid, nombre este último que pronunció ayer expresamente la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, en la habitual rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Sería "escandaloso" que el resultado de la puja por la entidad cordobesa fuera ése, pues la madrileña, argumentó, cuenta ya con 4.000 millones de euros con cargo al erario público -del fondo de rescate FROB-.

Fuentes financieras mostraron recelos por el hecho de que la consejera mencionara a Caja Madrid, pues todo parecía indicar que no había presentado finalmente una oferta -enfrascada como está en el gran SIP que forjará con seis entidades más-, aunque rechazaron el argumento esgrimido por Moreno: la mayoría de los procesos de integración se han acelerado, recordaron, para captar las ayudas del FROB antes de que expire la vigencia del mismo, el día 30 de este mes.

Pero fuentes de Presidencia indicaron que las declaraciones de la consejera obedecían a una reflexión, a un temor, y no a que tuviera constancia ni oficial ni extraoficial de que el Banco de España hubiera aceptado que Caja Madrid fuera a la puja y presentara una oferta formal por la entidad cordobesa.

En cambio, fuentes sindicales indican que, si así fuera, ganaría puntos la tesis de que el Cabildo de Córdoba, fundador de Cajasur, se inmoló al no aceptar la fusión con Unicaja porque con anterioridad "habría acordado una operación con Caja Madrid", una entidad esta última que, en opinión de estas fuentes, lidera una gran operación de "bancarización" de las cajas de ahorros, muy al gusto del gobernador de Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Recuerdan, incluso, que fue Rodrigo Rato, el actual presidente de Caja Madrid y ex ministro de Economía en la era de José María Aznar, quien le facilitó al ex presidente de Cajasur Miguel Castillejo la huida de la tutela que, legalmente, ejercía el Ejecutivo autonómico sobre ella. "Ése sería el verdadero plan B de la Iglesia, de ahí el no a Unicaja", insistieron.

En la jornada de ayer debería haberse conocido el primer corte que el banco Nomura, asesor del Banco de España en la subasta de Cajasur, habría hecho de las aspirantes, que deberán presentar ahora una oferta económica vinculante. Y dado que tales ofertas han de ser aprobadas en consejo de administración en las propias cajas, apenas queda tiempo para el plazo marcado por el organismo supervisor para que la adjudicación se efectúe a mas tardar el 15 de julio próximo.

No obstante, no trascendieron los nombres, si bien las entidades mejor posicionadas serían las ya conocidas, Unicaja, Cajasol, BBK, BBVA, Sabadell, Ibercaja, Banca Cívica y, si se confirma, la caja madrileña.

Fuentes de CCOO de Andalucía dijeron ayer que sólo Cajasol y Unicaja darían una salida a Cajasur como caja de ahorros, pues la asumirían por absorción, frente al resto de entidades, que abogarían por un SIP con un banco como sociedad central.

Por otra parte, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, no descarta celebrar un encuentro con el presidente del PP-A, Javier Arenas, y el coordinador general de IU-CA, Diego Valderas, sobre el sistema financiero, aunque no tiene intención de plantearlo en este momento, según manifestó Mar Moreno.

  • 1