Local

La Junta trata de forzar a La Caixa a rectificar poniendo en peligro su imagen pública

El consejero deja en evidencia al banco catalán sacando a relucir sus desahucios y desvelando que no tardó ni un día en reclamarle la fianza de 750.000 euros.

el 28 nov 2012 / 10:20 h.

TAGS:

Para un banco su imagen pública es vital, sobre todo cuando acaba de desembarcar en un nuevo territorio tras hacerse con una histórica caja local. La Junta lo sabe, por eso va a tratar de convencer a La Caixa para que dé marcha atrás y no renuncie a instalar su Caixafórum en las Atarazanas .

El consejero de Cultura y Deportes, Luciano Alonso, tomó al fin ayer la iniciativa. Dos semanas después de que la entidad financiera renunciara al proyecto, y tras repetir durante días que sus servicios jurídicos estaban estudiando si tomaban alguna acción jurídica, ayer destapó cuál será su estrategia. Primero, tratar de negociar y convencer a la antigua caja de que reconsidere su decisión. Para ello, envió dos cartas públicas al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), y a La Caixa, respondiendo a otras dos misivas que éstos le enviaron curiosamente la misma fecha, el 14 de noviembre, sólo un día después de que responsables de la antigua caja se presentaran en la consejería para anunciar que devolvían el edificio. Alonso también ha hecho públicos estos escritos.

En la carta de la entidad financiera, ésta le reiteraba a la Junta su voluntad de renunciar a la concesión administrativa del aprovechamiento del monumento, pero quizá lo más sorprendente es que reclamaba la "devolución del aval constituido en su día por un importe de 750.000 euros" por este contrato, una cláusula que se desconocía y que ahora sale a la luz.

Ya en su misiva, Luciano Alonso le responde a Jaime Lanaspa, director ejecutivo de la Obra Social de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (La Caixa), que se cumplirá la ley "con sometimiento estricto a lo que corresponda en Derecho" en lo que a esta fianza se refiere, no sin antes reprocharle que no haya pedido disculpas al pueblo de Sevilla, que no haya dado explicaciones y que incumpla un contrato firmado y muestre tanta diligencia en exigir el cobro de los 750.000 euros. "Esta actitud tan laxa en el cumplimiento de las propias obligaciones no se corresponde con la que las entidades financieras, como la que usted representa, vienen exigiendo a la ciudadanía cuando obligan al cumplimiento de los contratos sea cual sea su coste, incluso en situaciones sociales de extrema precariedad, como estamos comprobando en la actualidad", sostiene en referencia a los desahucios.

El responsable de Cultura pone en su carta de manifiesto los "graves perjuicios" que esta decisión tiene para Sevilla y hace suyas las palabras del catedrático Víctor Pérez Escolano -publicadas en El Correo-, en las que señala que La Caixa debía este proyecto "a nuestra tierra, donde tantos miles de ciudadanos, empresas e instituciones le confiaron sus recursos". "La renuncia pone en evidencia, además, la forma cicatera en que valora su presencia en Andalucía y su proyección futura en nuestra comunidad" y considera que supone "despreciar el depósito de confianza que la Junta había realizado a su favor". "Desconocemos los motivos reales del abandono de este prometedor proyecto", añade."La falta de explicaciones a la Junta -continúa el consejero- contrasta con la aparente connivencia que en todo este proceso parece haber existido con el alcalde, como ha podido comprobar toda Sevilla a través de las caras de felicidad de ustedes, responsables de la caja y del propio alcalde tras su reunión del pasado día 13 de noviembre".

También responde a la carta de Zoido, en la que el alcalde le trasladaba su "inquietud" por el futuro de Atarazanas tras el abandono de La Caixa y le pedía que le informara de los planes de rehabilitación y de uso que tenía Cultura para el astillero medieval. El consejero muestra su "inquietud y preocupación por el estado de felicidad que mostró Zoido al conocerse que esta inversión cultural se esfumaba" y califica de "irresponsable" a La Caixa.

En cuanto al ofrecimiento de propuestas de usos para este inmueble que hizo el alcalde, Alonso le replica que "no es el momento para hablar de meras propuestas de futuro sin posibilidad de consignación presupuestaria", sino de "ir de la mano y defender un proyecto consolidado para Sevilla". Además, le recuerda que en la ciudad no sólo son las Atarazanas el único edificio cultural que se encuentra sin uso. "No seré yo quien le haga recomendaciones sobre asuntos sin resolver que son de su competencia, que se la presupongo" -en referencia a la Fábrica de Artillería o Puerta de la Carne-, apunta Alonso, que pide al regidor que cambie de postura y le apoye para convencer a La Caixa que vuelva a apostar por abrir su Caixafórum en las Atarazanas. También menciona otros asuntos como la ampliación del Bellas Artes, la reforma del Arqueológico, el Teatro de la Maestranza o Santa Catalina, recriminándole que su falta de preocupación ante estos problemas.

  • 1