La Junta tratará de interrumpir la aplicación de la ley de educación

Llevará la norma de Wert al Constitucional y evitará cumplir sus contenidos.

el 29 nov 2013 / 22:42 h.

El consejero andaluz de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, confirmó ayer que la Junta de Andalucía recurrirá la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) ante el Tribunal Constitucional, aunque no adelantó cuándo, y afirmó que intentará evitar aplicarla. “Todas aquellas medidas que podamos hacer para interrumpir su aplicación, las haremos”, señaló. Alonso, que ofreció una rueda de prensa en Málaga, puso como ejemplo el concepto de evaluación puesto en marcha por la comunidad autónoma, incidiendo en que se ha mejorado el índice de fracaso escolar “por encima de la media española”, además de reducir el abandono. El consejero, quien instó a estar “atentos” al informe Pisa que se publica este próximo martes, recordó que Andalucía recurrirá esta normativa ante el TC “desde la convicción de que se invaden competencias autonómicas”. “Nosotros formamos parte del Estado, el Estado de las Autonomías es tan Estado como el propio Gobierno central”, incidió. Según dijo, Andalucía cuenta con un Estatuto de Autonomía “aprobado por referéndum y en las Cortes Generales, y se invaden competencias” con la normativa. Además, destacó que el Gobierno autonómico no quiere “perder dos conceptos claves: el principio de igualdad y equidad”. “Muchos andaluces no pudieron acceder a una enseñanza pública y gratuita y el siguiente paso debe ser la equidad, que no queremos perder”, señaló. Además, recordó que Andalucía fue una de las comunidades autónomas, junto con 11 formaciones políticas, que se mostró en desacuerdo con la Lomce. “Lamentablemente no se nos hizo caso en la búsqueda de un consenso de una ley tan importante para hoy y para mañana y nos vemos obligados a recurrir al Tribunal Constitucional”, reiteró el consejero andaluz. La Junta no está de acuerdo en que el centro educativo pueda elegir hasta el 20% del alumnado atendiendo “a criterios de notas o de expediente académico porque el principio de igualdad se rompe”. Tampoco está de acuerdo con la segregación por sexos y ha recordado que el Tribunal Supremo les dio la razón. “Creemos en la coeducación”, proclamó ayer el consejero andaluz. Sobre la evaluación externa, Alonso sostuvo que no quieren “dejar a nadie en el camino”. Así, afirmó que “ningún organismo internacional recomienda que se rompa el itinerario educativo y la Lomce obliga a irse a la Formación Profesional básica a los que no aprueben”, un hecho que pretende, a su juicio, “buscar mano de obra barata no cualificada”. “No debemos permitir esto”, enfatizó. El Gobierno andaluz está ultimando un documento que analiza pormenorizadamente la ley estatal y con el que tratará de sortear su aplicación en todas las cuestiones polémicas.

  • 1