Local

La Junta usa el Presupuesto para defender su modelo frente al PP

El Gobierno presenta unas cuentas que apuntalan el gasto en educación en un año electoral

el 24 oct 2011 / 20:43 h.

TAGS:

La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo. / julio muñoz (efe)

El Consejo de Gobierno aprobará hoy unos presupuestos autonómicos para 2012 que contienen un desafío político y otro económico: en primer lugar, Andalucía desafía a las comunidades gobernadas por el PP que se han negado a hacer públicas sus cuentas de 2012 (sólo Navarra, gobernada por los nacionalistas UPN, han presentado sus cuentas). La Junta es el único Gobierno autonómico que se ha alineado con el Ejecutivo central, al que el resto de regiones reprochan no haber prorrogado los Presupuestos generales y no haber ofrecido una perspectiva económica que guíe las previsiones de las 17 comunidades. Con este gesto, Andalucía reporta al equipo de Gobierno actual la única muleta que le queda para llegar a las elecciones del 20-N.

Los presupuestos andaluces son un reclamo electoral de los socialistas, que mantienen una apuesta decidida por el gasto en educación, reflejada en un aumento neto de la plantilla de profesores. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, asegura que otros departamentos sufrirán recortes para que Educación crezca. El anuncio de un aumento de la plantilla docente es una declaración de principios: mientras las comunidades del PP desisten de convocar oposiciones e inician el curso recortando interinos, Andalucía mantiene la oferta de empleo público. También es un órdago al próximo Gobierno porque la Junta ha hecho sus cuentas basándose en los Presupuestos generales de este año, que limitaron la tasa de reposición de profesores jubilados. Andalucía echó un pulso a Zapatero para salvaguardar su plantilla, y es previsible que vuelva a hacerlo en 2012, más aún si al final gobierna Rajoy.

El segundo desafío, el económico, es que la Junta prevé que la economía crecerá en un 1% del PIB, y aumentará el Presupuesto por encima de ese margen, un 1,2% respecto al ejercicio en vigor (390 millones más), tras dos años de descensos. Griñán se ha deshecho de la consigna del ahorro, que ha usado como herramienta contra la crisis en los últimos dos años, y ha invertido su estrategia: ahora gastará más para lograr reactivar la economía, volverá a apurar el límite de endeudamiento y subirá los impuestos a los más ricos. Por esta vía prevé aumentar sus ingresos un 33% y compensar la caída del 3% en la recaudación (con la subida de impuestos y la participación de las tasas estatales espera ingresar 227 millones más). Además la Junta mantendrá la congelación salarial a los funcionarios, recogida en los últimos Presupuestos estatales, y autoriza a RTVA a vender acciones de empresas en las que participa e inmuebles que posee por valor de 35 millones de euros para obtener liquidez. El presupuesto de RTVA en 2012, que se conoció ayer, ascenderá a 219,6 millones, el 5,6 % menos que este año.

Para que las cuentas andaluzas cuadren, el comportamiento de la economía tendría que ser radicalmente distinto al que pronostican los principales medidores del mercado para 2012. Al menos eso es lo que se le ha reprochado antes de conocer la letra pequeña del Presupuesto. El candidato a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, respondió que no había que "obsesionarse" con bajar el gasto como única medida de reducción del déficit estructural. Griñán le tomó la palabra y cambió de rumbo.

En 2009, el primer año de los Presupuestos marcados por la crisis, Andalucía puso todo el peso en la inversión y en los sectores productivos: 8.260 millones, el 11% más que en 2008. El sector de la construcción se colapsó y al año siguiente la Junta deshizo el camino recortando 2.000 millones (un 24% menos de inversión). La obra pública se dejó en manos de una fórmula -la colaboración público-privada- que hasta ahora ha dado pocos resultados.

  • 1