Local

La Junta veta el ALDI de la Venta de Antequera aprobado por Urbanismo

Vecinos, PP y PSOE municipal piden a Cultura que no deje escapar 80 empleos. Reclaman que haga compatible la conservción con la creación de trabajo

el 08 dic 2013 / 23:30 h.

TAGS:

venta aldi Boceto de Aldi del proyecto en la Venta de Antequera La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento vuelven a enfrentarse a cuenta del proyecto de la cadena alemana de supermercados ALDI de construir una gran superficie comercial en Bellavista, en unos terrenos de la Real Venta de Antequera –6.000 metros cuadrados de los 14.000 que ocupa– que sus propietarios quieren vender para poder reinvertir las ganancias en rehabilitar el edificio y reactivar el negocio hostelero de celebraciones y espectáculos flamencos. La comisión provincial de patrimonio histórico de la Consejería de Cultura rechazó recientemente la iniciativa, que contaba con el visto bueno municipal y la licencia previa de la Gerencia de Urbanismo. Como resultado de esta decisión, este conjunto arquitectónico de principios del siglo XX, catalogado y protegido patrimonialmente, seguirá sin uso y además se perderán los entre 70 y 80 puestos de trabajo que, según el Consistorio, iba a generar la construcción y funcionamiento de este supermercado. La Asociación de Vecinos de Bellavista, que en un primer momento rechazó que se edificara un híper en este enclave histórico, y que pidió a Cultura que lo frenara, ha reconsiderado ahora su postura tras comprobar que la zona que ocuparía dicho establecimiento se limita a los antiguos corrales, que carecerían del grado de protección del resto de la venta, motivo, por cierto, que alegó el Consistorio a la hora de dar su permiso a la operación. Y es que la venta está catalogada en el PGOU con un grado de protección C, lo que admite añadir edificios al inmueble, aunque con unos requisitos y con el visto bueno de la comisión de patrimonio. ALDI pretendía levantar un bloque de dos plantas y siete metros de altura junto al cuerpo principal del complejo, de principios del siglo XX, además de un aparcamiento. Para ello planteaba la eliminación de las edificaciones auxiliares, que datan de 1965, “sin ningún valor patrimonial”, según reza el estudio realizado por la empresa, que sostenía que el supermercado no tendría impacto visual sobre el resto. En la última junta de distrito de Bellavista en la que se debatió este asunto, en septiembre, vecinos y representantes del PSOE apoyaron una moción del PP para instar a la Junta a que ofrezca alternativas y evite que se pierdan los 70 u 80 puestos de trabajo. El PP defendió que el supermercado sólo ocuparía un suelo que lleva años abandonado y no alteraría la estructura del edificio histórico. Además, aseveró que se crearían entre 70 y 80 empleos y que el barrio podría beneficiarse de los estacionamientos. Mientras, el portavoz del PSOE se mostró de acuerdo en pedir a la Junta alternativas, aunque “siempre que no se destruya un BIC”. Matizó también que “hay muchos solares” donde construir un supermercado y respaldó la labor de Cultura. El representante de IU rechazó la propuesta, al entender que una gran superficie podría dañar al pequeño comercio y destruir empleos, y abogó por dedicar los corrales a zonas verdes. La Venta de Antequera no sólo guarda un valor como hito de la arquitectura regionalista, que sirvió de Pabellón de Jerez en la Exposición Iberoamericana de 1929, sino que es un símbolo para el mundo del toreo, por el papel que ha venido desempeñando a lo largo del siglo XX en las corridas de la Feria de Abril. ¿QUÉ DICE EL PGOU? ventaLa protección que otorga el PGOU a este enclave alcanza a la totalidad del conjunto, incluido el espacio libre de parcela, los jardines y la vegetación. Sin embargo, sí están permitidas una serie de obras. En la plaza de toros y edificaciones principales, básicamente tareas de conservación y restauración, así como reformas interiores que no alteren el sistema estructural o las fachadas. En los espacios ajardinados, sólo se contemplan tareas de consolidación, pero en el resto de construcciones auxiliares y espacios libres, es decir, los corrales en los que se preveía levantar el supermercado, “se admiten obras de cualquier tipo”, aunque se marcan unos parámetros concretos y se requiere un estudio de detalle y la validación de la comisión de patrimonio.

  • 1