Local

La Junta veta el uso del dinero de Turismo para obras municipales

El consejero Rafael Rodríguez reprocha a alcaldes que hagan obra civil con cargo a planes turísticos. Turismo sólo financiará proyectos urbanísticos con un contenido justificado

el 02 ene 2013 / 21:29 h.

TAGS:

Una maestra de guardería conduce a tres pequeños hasta sus aulas.

La Junta va a restringir el uso del dinero de planes turísticos para obras municipales. Los problemas de tesorería de los ayuntamientos andaluces les impiden, en muchos casos, ejecutar obras de reformas en sus ciudades y municipios y menos acometer proyectos nuevos. Para sortear esa crisis, muchos alcaldes, sobre todo en la costa, se han habituado a usar los fondos destinados a la promoción turística para ejecutar obras. El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, explicó ayer que esto ha sido una "práctica común" que su departamento va a corregir de inmediato.

"Turismo no tiene vocación inversora. Sé que los ayuntamientos están necesitados de obra pública, pero no pueden cubrirla con fondos que están pensados para primar un producto turístico", explicó Rodríguez a este periódico. El consejero explicó ayer su postura en Málaga, cuyo Ayuntamiento (PP) es uno de los más beligerantes con su departamento, al que culpa de que algunas obras en la ciudad no hayan finalizado por falta de financiación de su consejería.

La Junta no quiere que los planes turísticos sean herramientas para la ejecución de proyectos urbanísticos. Rodríguez insistió en que el fin de estos fondos que su consejería otorga a los ayuntamientos es potenciar la actividad turística y la llegada de visitantes. El consejero mencionó en concreto las Iniciativas de Turismo Sostenible (ITS) o a las Estrategias de Turismo Sostenible, planes de los que se han beneficiado prácticamente todos los municipios andaluces, y que dependen de un convenio entre Junta y ayuntamiento (la primera financia entre el 50 y el 60% del plan y el segundo el resto). En 2013 el presupuesto para estos proyectos asciende a 20 millones.

A veces, estos planes sí permiten que los alcaldes, previa justificación, destinen parte del dinero a obras de reparación en enclaves muy turísticos (acceso a una catedral, al casco histórico, balizamiento de playas, arreglo del paseo marítimo, etc...). "Si es necesario una obra civil, se hará, pero como complemento, no como fin en sí mismo. El objetivo no es la ejecución de obra civil. Los planes deben estar más ligados a los productos turísticos que al urbanismo", explica el consejero, recordando que para las actuaciones urbanas hay "otras vías, programas y presupuestos". Rodríguez contrapone dos ejemplos de Málaga: la peatonalización del entorno de la Catedral, cuya obra sí tendría sentido financiar desde Turismo; y el paseo marítimo de Pedrarejo, que "aunque sea necesaria no pone en valor un contenido turístico concreto". "Queremos dotar a los territorios de valor y productos turísticos que lo hagan diferentes y que atraigan visitantes e incentiven la economía", recalcó.

El titular de Turismo no cuestiona a los municipios que hasta ahora han desviado fondos de promoción turística para proyectos civiles, pero dejó claro que en el futuro será diferente. "Es importante tenerlo claro. Éste no es un Gobierno de continuidad. IU tiene su visión de las cosas en las consejerías que gobierna. Hasta ahora se ha primado obra civil que no tiene recorrido turístico. No podemos financiar la rehabilitación de un museo si no tiene contenidos museísticos", dijo.

El cambio de política en las ayudas a planes turísticos no requerirá cambios normativos. Las comisiones de seguimiento, donde se analiza el desarrollo de los proyectos en cada municipio, "serán más rigurosas con el contenido turístico de cada programa". "Daremos instrucciones claras para condicionar la financiación", concluye Rodríguez.

  • 1