Local

La Junta vislumbra recortes por el plan de austeridad del Estado

Economía reconoce que deberá optimizar recursos y priorizar planes

el 14 feb 2010 / 19:14 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, saluda a Griñán.

El plan de austeridad aprobado por el Gobierno central para compensar el déficit, disparado el pasado año al 11,4%, se dejará sentir en Andalucía. Lo confirmó ayer el secretario general de Economía de la Junta, Manuel Recio, quien, en declaraciones a Europa Press, reconoció que los tijeretazos estatales obligarán al Ejecutivo andaluz a "recortar" sus previsiones. Ya lo avisó la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, cuando presentó el plan de ahorro a finales de enero: "el esfuerzo de contención debe ser compartido con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, aunque el Gobierno hará el mayor esfuerzo", asumiendo una reducción de su gasto cercano a los 40.000 millones de euros (2,5 puntos menos de déficit), del total de 50.000 millones que La Moncloa pretende ahorrar con su iniciativa.

Recio quiso lanzar un mensaje de tranquilidad, asegurando que el recorte "no viene de imprevisto", porque la Junta lleva ya dos años trabajando con escenarios de austeridad y que, por tanto, se hará "el ajuste que sea necesario". "Ya sabemos cómo se hace, lo hemos demostrado", enfatizó. Para ello, Economía trabaja "intensamente", dijo. Cada región tiene tres meses para preparar su plan de ajuste de cara al Consejo de Política Fiscal y Financiera que deberá cerrar el recorte, una cita para la que el departamento que comanda la consejera Carmen Martínez Aguayo está ya analizando las distintas opciones.

Andalucía, dijo el secretario general de Economía, parte con una "tasa de ahorro impresionante" en gasto corriente para afrontar esta nueva etapa de cinturón apretado, ya que en dos años se han recortado 129 millones de euros en este concepto. La apuesta ahora se basará en la "optimización de recursos" y en políticas "muy selectivas" en cuanto a las inversiones que se van a acometer. Todo ello dependerá, matizó, de la "senda de la recuperación" general y de la evolución de los próximos años, "pues se empiezan a ver brotes verdes pero no sabemos cuándo se consolidarán". De momento, el equipo que elabora habitualmente el Presupuesto andaluz está analizando cómo ajustarse al plan, un examen en el que intervendrán expertos de distintas consejerías.

La consejera Aguayo ya indicó la pasada semana que el documento del Gobierno era "necesario y valiente" ante la "lógica" austeridad que demanda la coyuntura económica. Lo importante, a su juicio, es que esos recortes no van a trasladarse al gasto social, una apuesta que también mantendrá Andalucía. A priori, son los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente -los de mayor nivel inversor- los que más proyectos van a ver paralizados o ralentizados a consecuencia de este plan de ahorro. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero está manteniendo contactos con sus ministros y también los tendrá con los presidentes autonómicos -el andaluz José Antonio Griñán entre ellos- para definir la aplicación de sus medidas.

Las claves. El Gobierno ha optado por ahorrar estos 50.000 millones en cuatro años porque necesita recortar el déficit, que pasó del 4,1% de 2008 al 11,4% del año pasado, dos puntos por encima de lo previsto. La meta es llegar a los márgenes del Pacto de Estabilidad, que supone rebajar el déficit público al 3% en 2013. Salgado quiere compensar la balanza aunando menos gastos con un previsible crecimiento de la economía nacional. Como los Presupuestos Generales -de los que dependen los andaluces- están ya aprobados para 2010, este año pretenden reducir el gasto un 0,5% del PIB, unos 5.000 millones, que es el esfuerzo que pedirán a las regiones.

  • 1