Local

La justicia catalana tumba el recurso contra Ciudadanía

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acaba de rechazar el recurso interpuesto por unos padres que se negaban a que sus hijos recibieran Educación para la Ciudadanía por considerar que, tratándose de una asignatura obligatoria, se vulneraban dos derechos fundamentales.

el 14 sep 2009 / 21:20 h.

TAGS:

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acaba de rechazar el recurso interpuesto por unos padres que se negaban a que sus hijos recibieran Educación para la Ciudadanía por considerar que, tratándose de una asignatura obligatoria, se vulneraban dos derechos fundamentales, el de libertad ideológica y religiosa (art. 16 de la Constitución) y el derecho de los padres a elegir la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones (art. 27.3)

Éstos son prácticamente los mismos fundamentos y el mismo recurso que un grupo de padres sevillanos presentó ante el TSJA, sin que el tribunal andaluz se haya aún pronunciado al respecto. El pasado verano, la sala de lo Contencioso Administrativo aceptó el recurso contra EpC de acuerdo con el procedimiento especial para la protección de los derechos constitucionales, dando así un balón de oxígeno a la campaña emprendida por algunas familias -respaldadas por la Conferencia Episcopal y el PP- que acusaban al Gobierno de querer adoctrinar a sus hijos a través de esta materia.

El auto del alto tribunal de Cataluña, al que ha tenido acceso este periódico, se ha inclinado a favor del Abogado del Estado en nombre del Ministerio de Educación y ratifica lo que ha venido repitiendo la ministra Mercedes Cabrera desde antes del verano: que la Constitución no recoge el derecho de objección contra una asignatura obligatoria de primario o de secundaria, una de las razones por las que el juez ha desestimado el recurso. "El derecho a la libertad ideológica reconocido en la Constitución no resulta por sí solo suficiente para eximir a los ciudadanos por motivos de conciencia del cumplimiento de deberes legalmente establecidos", reza el auto.

Los padres que han recurrido en Cataluña también apelaban a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sin que el tribunal haya encontrado que la asignatura vulnere "en modo alguno" el convenio internacional firmado por el Estado español. El último punto que justifica la inadmisión es que algunos de los alumnos en nombre de los cuales se ha presentado el recurso ni siquiera estaban en el curso en el que se impartía la materia (3o de ESO).

En Andalucía la Consejería de Educación ha recibido más de 300 objeciones de conciencia, aunque en la práctica sólo dos familias han sacado a sus hijos del aula a la hora de EpC. La Junta también ha desestiamdo todas aquellas que provenían de alumnos que no estuvieran en 3o de ESO. El auto es recurrible.

  • 1