Local

La justicia del recuerdo

El grupo municipal de IU inaugura esta mañana un monolito en recuerdo de los sevillanos fusilados entre julio de 1936 y enero de 1937 ante las murallas de la Macarena. Con estos asesinatos trataron de amedrentar a los residentes en el núcleo más fiel a la República, los barrios de San Julián, San Gil y San Marcos.

el 16 sep 2009 / 01:17 h.

TAGS:

J. Alonso / C. Rengel

Entre julio del 36 y enero del 37, una decena de sevillanos morían casi a diario fusilados en las murallas de la Macarena. Hoy, 78 años después de que se proclamara la República a la que defendieron aquellos muertos, el Ayuntamiento los honra con una placa. Las familias llevaban casi 20 años pidiéndola.

El acto de reparación a estas víctimas de la Guerra Civil comenzará a la una y media de la tarde. Será el momento en el que un testigo de los fusilamientos, acompañado por el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), descubra el monolito en honor a los represaliados. No estarán los nombres de los que cayeron, porque son infinitas las identidades imposibles de confirmar, pero sí habrá un lema de desagravio: "En memoria de los fusilados en estas murallas por defender la legalidad republicana, la libertad y la justicia".

El acto contará con la participación de todo el grupo municipal de IU, pues sus ediles fueron los que en noviembre de 2007 llevaron una moción al Pleno para que se instalase este monolito. En la ejecución del proyecto no ha intervenido el Aula de la Memoria Histórica, coordinada por el socialista Antonio Rodríguez Galindo, que es quien se ocupa de las políticas de memoria en el Consistorio. Tampoco conocían previamente el tipo de escultura que se iba a instalar ni el lema que contendrá las principales asociaciones que trabajan con familiares de represaliados -la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía y la CGT-, que llevaban casi dos décadas exigiendo un reconocimiento para los caídos. Por eso no prevén acudir a la convocatoria.

El acto de la Macarena forma parte de los organizados durante la semana por la plataforma Sevilla por la República, cuyo portavoz es el edil de IU José Manuel García. De ahí que, tras descubrir el monolito, los componentes de la plataforma pedirán la instauración de la III República, una reivindicación particular que no cuenta con apoyo del Consistorio.

un infierno. Como explica el historiador Francisco Espinosa, las murallas vieron morir "a muchos de los más de 3.000 asesinados en Sevilla de julio del 36 a enero del 37". Era el lugar donde dar lecciones a los vecinos rebeldes, a los más firmes defensores de la República, residentes en San Gil, San Julián o San Marcos. "La gente tenía miedo de salir a trabajar, porque cada mañana encontraban cadáveres apilados, protegidos por soldados. Por las noches, cundía el pánico con el sonido de los disparos. A los sevillanos se sumaron unos 70 mineros de Nerva y Río Tinto a los que se sometió al Consejo de Guerra más duro de la época. Por eso es muy importante que recordemos lo que pasó y aprendamos todos", concluye.

  • 1