Local

«La Justicia ha sido la Cenicienta de todos los ministerios»

Es el nuevo presidente de la Academia Legislación y Jurisprudencia, cargo al que llega impulsado por sus compañeros. Abogado del Estado hasta su jubilación, participó en la redacción del primer Estatuto andaluz.

el 15 sep 2009 / 23:42 h.

TAGS:

-¿Cómo ha recibido el nombramiento como presidente de la Academia de Legislación y Jurisprudencia?

-Pues con la satisfacción de desempeñar un cargo que es bonito y aunque tenga las responsabilidades compartidas con la junta de gobierno no deja de tener la responsabilidad de estar al frente. Afortunadamente, es por cuatro años, lo cual es un consuelo, pues no quiero que se alargue como cuando fui jefe de los abogados del Estado en Sevilla.

-¿Qué le movió a presentarse como candidato?

-Por el impulso de algunos compañeros que me animaron por mis condiciones, ya que era de los más asiduos a la academia porque tenía más tiempo. Si hubiese habido uno en mi lugar, mejor, esa es la verdad.

-¿Entonces no se va a presentar a una posible reelección?

-No, no. Además, no hay posibilidad, pero aunque la hubiera no lo haría. Cuatro años está bien.

-¿Cuál es la función de la Academia?

-Todas las academias de dedican al cultivo, investigación y la difusión de la cultura. Dentro de eso cada una se dedica a la su especialidad. La nuestra es el Derecho. Además, podemos ser asesores de la administración pública cuando nos lo piden. En nuestro caso hemos emitimos informes jurídicos para la Junta de Andalucía. También organizamos ciclos y conferencias.

-¿Cuál es su objetivo como presidente?

-Procurar hacerlo lo mejor posible y lo que podamos hacer con la escasez de medios tan tremenda que tenemos. Dependemos de subvenciones del Estado y de la Junta que son muy moderadas, por lo que tenemos que trabajar con gran modestia y eso implica mucha dificultad en nuestra tarea.

-Como jurista, ¿qué opina sobre la huelga de jueces?

-Ilegal no puede decirse que sea, pues no hay una norma que lo diga, como si la hay para los militares. También es verdad que la normativa de los jueces no recoge qué pasa si la hacen. Con lo cual hay un vacío legal. El Gobierno ha dicho que va a reformar el régimen disciplinario de los jueces, pues si se va a hacer eso debería hacerse una Ley Orgánica que estableciese si pueden hacer huelga, o que regulase los condicionantes. Es verdad que perjudica la imagen. Ahora que por eso se diga que no pueden hacer huelga, no tiene sentido. El único proyecto de ley de huelga fue con Felipe González, pero se acabó la legislatura y se aparcó. Dudo que se haga ahora.

-¿La situación de la Justicia es tan extrema como para que los jueces vayan a la huelga?

-Es evidente que la Justicia es la Cenicienta de todos los ministerios. Como labor, importancia y dignidad, más que ninguna, ahora dinero poquito. Eso llega un momento que deteriora el funcionamiento. Hay una falta de personal y medios tremendo.

-¿Ha cambiado mucho la Justicia española?

-Me jubile en 2004 y en esencia el planteamiento era muy similar, sí hay nuevos problemas añadidos, antes no había juzgados de Violencia sobre la Mujer, ni de lo Mercantil. Es verdad que ahora es mal momento para pedir.

-¿Pero la Justicia está necesitada de una gran reforma?

-Se han hecho muchas cosas, en materia laboral y contenciosa-administrativa, por ejemplo. Ahora, la vida se ha complicado tanto que encajar la teoría en la realidad resulta bastante difícil.

-¿Echa de menos la política?

-No. Hace 30 años que la dejé, y el momento era muy distinto. Sí que lo recuerdo con cariño.

-¿Qué recuerdo guarda de la firma del primer Estatuto andaluz?

-El trato fue muy agradable porque en aquella época éramos casi todos compañeros, nos conocíamos de muchas cosas y de la misma edad. Pero lo que fue fundamental fue la buena sintonía entre el PSOE y la UCD.

-¿Y como ve la vida política en comparación con antes?

-Mucho más complicada.

  • 1