Local

La Justicia pasa su primer examen en Malaya y sube nota en Igualdad

el 27 sep 2010 / 13:49 h.

TAGS:

Con más de medio millar de "invitados" al mayor juicio contra la corrupción en España, la Justicia ha pasado su primer examen en "Malaya", que ha servido además como bandera de la conciliación familiar al permitir a una acusada estar presente sólo una hora para poder dar el pecho a su bebé.

Casi un centenar de acusados y otros tantos abogados, además de trescientos periodistas acreditados, han trastocado el acontecer diario de la Ciudad de la Justicia de Málaga y han puesto a prueba su funcionamiento.

La prueba ha sido superada. El acceso de los procesados y abogados se ha desarrollado sin incidentes en medio de una gran expectación mediática y despliegue policial, y ello pese a la popularidad de algunos de los imputados, entre los que hay ex alcaldes y concejales, y empresarios que han estado vinculados a los sectores de la construcción, los toros o el fútbol.

El celo en la organización ha motivado caras de sorpresa entre las personas que han acudido a la Audiencia de Málaga por otros asuntos judiciales, que se han topado con dos cordones policiales, lo que también ha confundido a algunos acusados del caso Malaya, que no sabían por qué zona debían acceder.

La anécdota de la jornada la ha puesto la procesada Pilar Román, -hija del que fuera primer teniente de alcalde de Marbella, Pedro Román y acusada de blanqueo-, quien ha podido ausentarse de la sala de vistas para "cumplir" con la lactancia, un gesto de la Sala que ha coincidido con la presencia en un municipio de la provincia de Málaga de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

También una mujer ha copado parte del protagonismo de la primera jornada de juicio: la letrada Rocío Amigo, al solicitar la nulidad de las escuchas telefónicas relacionadas con su cliente, el ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, considerado el presunto "cerebro" de la trama de corrupción.

El otro protagonista de la sesión es el juez Miguel Ángel Torres, actual titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Granada y primer instructor del caso Malaya desde el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella.

"Inquisidor" ha sido uno de los calificativos que le han "regalado" hoy los abogados de los procesados para criticar su labor e incluso "interés" en incoar el procedimiento, que tras su marcha a Granada siguió Óscar Pérez.

Aunque Malaya sea el nombre más escuchado en la Ciudad de la Justicia de Málaga, los abogados han citado en sus intervenciones en la fase de cuestiones previas otros casos judiciales relevantes contra la corrupción como Virgin o Gürtel para justificar sus peticiones.

Un primer vistazo a la sala de vistas, llena de togas y trajes, transmite la solemnidad de una sesión en la que no ha habido llamadas al orden dignas de mención.

Todos los procesados han podido seguir en directo las cuestiones previas del juicio, salvo el tasador José Mora, quien ha faltado por estar enfermo.

La sala de prensa, repleta de profesionales desde antes del inicio de la vista, ha sido un ir y venir de magistrados, funcionarios y abogados interesados en el seguimiento informativo del proceso.

Los propios funcionarios judiciales no han permanecido ajenos al revuelo mediático, y algunos han sustituido su descanso del café por un paseo para curiosear.

Entre los policías se bromeaba sobre la presencia de tantas cámaras de televisión: "¿cuándo salimos en la tele?", preguntaban algunos.

  • 1