Local

La Justicia y Pinochet

El 16 de octubre de 1998, Augusto Pinochet fue detenido en Londres en cumplimiento de una orden dictada desde España por el juez Baltasar Garzón. La noticia dio la vuelta al mundo pero, sobre todo, dio esperanza a las víctimas del dictador chileno y al sueño de una Justicia universal.

el 15 sep 2009 / 16:38 h.

TAGS:

El 16 de octubre de 1998, Augusto Pinochet fue detenido en Londres en cumplimiento de una orden dictada desde España por el juez Baltasar Garzón. La noticia dio la vuelta al mundo pero, sobre todo, dio esperanza a las víctimas del dictador chileno y al sueño de una Justicia universal.

Diez años después, uno de los abogados que ejercieron la acusación en la causa contra Pinochet, Manuel Ollé; uno de los letrados que llevaron la defensa del dictador en España, Fernando Escardó; una representante de la Fiscalía y la hermana de una de las víctimas del régimen chileno, el sacerdote alicantino Antonio Llidó Mengual, coinciden en que el arresto del militar constituyó un gran impulso para la Justicia penal internacional. Incluso Escardó -que entonces defendió la falta de competencia española para enjuiciar a su cliente- admite que hoy "Garzón hubiera recibido más apoyo, habría tenido éxito y se habría juzgado a Pinochet en España", aunque asevera que no se imagina cuál habría sido el veredicto.

"Quiero aclarar que nunca defendí el hecho de que Pinochet no hubiera cometido crímenes, sólo me esforcé en negar la competencia de España en unos hechos ocurridos en Chile", dice. "Entonces la Justicia penal internacional era un embrión de lo que es hoy", se justifica.

"Es importante entender que las víctimas necesitan una verdad judicial y que ésta fue una manera de dársela", dice la fiscal Dolores Delgado. Así cree que, por primera vez, "se revisó la historia de los vencedores".

  • 1