Local

La lección venezolana

La derrota de Hugo Chávez demuestra que por imperfecta que sea la democracia cuando se da la oportunidad de pronunciarse a la ciudadanía, acaba haciéndolo. La victoria del "no" a la reforma constitucional venezolana intentarán apropiársela grupos de intereses de todo tipo.

el 14 sep 2009 / 21:10 h.

La derrota de Hugo Chávez demuestra que por imperfecta que sea la democracia cuando se da la oportunidad de pronunciarse a la ciudadanía, acaba haciéndolo. La victoria del "no" a la reforma constitucional venezolana intentarán apropiársela grupos de intereses de todo tipo. Pero lo único cierto es que ha perdido el gobierno y su partido pese a usar todos los resortes del poder y del populismo demagógico. Y mutatis mutandi, no cabe echar la culpa de las derrotas propias a la hegemonía excesiva del partido gobernante. Los ciudadanos suelen dar lecciones de cordura e independencia a los políticos que aspiran a seducirles con males imaginarios si votan al contrario. Hay una tropa civil mediática que trata de justificar la incapacidad de los suyos con la canción triste de la democracia intervenida por el poder. La incontestable respuesta de los votantes les dice. Somos más y no queremos que nos gobiernen sus mentores.

A ver cómo explicamos lo de Venezuela. Un país con la prensa en condiciones difíciles para ejercerla. Una ciudadanía con bolsas enormes de analfabetismo presa fácil del control político de un líder populista sin muchos escrúpulos. Y la gente ha entendido de lo que se trataba dando una respuesta aleccionadora. No queremos dictadores ni nada que nos acerque a las dictaduras. Para deslegitimar el triunfo del adversario hay que tener razones de mayor peso que no sea insultar al votante por darle su apoyo. Dentro de unos meses lo veremos aquí.

Carlos Rosado Cobián es abogado

  • 1