viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

«La ley andaluza salvaguardará lo social y lo público en las cajas»

El vicesecretario general del PSOE-A cierra un curso político «duro» y «difícil». La crisis, admite, no está permitiendo al Gobierno hacer todo lo que le gustaría pero se aferra a la máxima de que el tiempo todo lo cura. Ni prevé que el PP pueda ganar las autonómicas ni que las municipales vayan a ser un desastre.

el 25 jul 2010 / 21:18 h.

TAGS:

Rafael Velasco, vicesecretario general del PSOE andaluz.

- Acaba un curso político muy duro. ¿Cuál es su balance?

-Duro. Difícil. En estos momentos hay que crecerse. Tenemos que estar a las duras y a las maduras y no podemos fallarle a los ciudadanos. Hace falta tener altura de miras y convicción en que todo lo que estamos haciendo es lo mejor. Andalucía es la comunidad que más decisiones ha tomado, alguna muy duras, pero que darán sus frutos.

- Balance de la oposición: En mitad de la peor crisis conocida, han precipitado un congreso en el PSOE-A por falta de liderazgo, han tenido dos gobiernos y perdido dos cajas .

-Hemos hecho un congreso porque los andaluces pedían un cambio y lo tenía que protagonizar el PSOE, no esperan absolutamente nada de Javier Arenas, el gran perdedor. La crisis no nos deja hacer todo lo que nos gustaría, pero tiempo. El PP una vez más se está precipitando, no mide los tiempos. Respecto a las cajas no entiendo que Caja Granada se haya perdido. Hemos ganado con la incorporación de Caja Guadalajara a Cajasol. Y es cierto que por una decisión de unos curas Cajasur se ha ido de Andalucía. Se fue porque el PP se la llevó, la trajo a la comunidad el PSOE y ahora los representantes del Cabildo se la han llevado.

-Le reprochan una estrategia suicida en Cajasur ¿han arriesgado demasiado?
-No. En defender lo andaluz, no. Cueste lo que nos cueste. Si por defender lo andaluz tengo que perder mi puesto ese no es ningún problema.

-¿No debería el presidente de la Junta haberse mantenido en un segundo plano?
-El presidente tenía dos opciones, ponerse en la primera línea y apretar hasta la extenuación porque Cajasur siguiera entre nosotros o quedarse de brazos cruzados. Lo segundo no se lo hubieran perdonado los ciudadanos. Igual que los ciudadanos no perdonarán que ante las malas noticias haya políticos que salten del barco. Si se comparte el objetivo de una gran caja hay que llegar al final, no te puedes tirar del barco a la primera.

-¿Tiene la sensación de que llegaron demasiado tarde?
-Hay cosas que han podido salir o no, pero no hemos estado quietos.

-Al margen de la Iglesia, ¿qué ha fallado en Cajasur?
-Creo firmemente que el Banco de España no tuvo en cuenta el trabajo de 10 meses de Unicaja para la fusión. Ante dos resoluciones, una votando en contra de la fusión y otra votando a favor, desde mi punto de vista debería haber prevalecido el sí a la fusión. Pero decidió intervenir. La verdad del no del Cabildo a la fusión no se ha contado. Desde el principio no había convencimiento. Hubo presiones al Banco de España no solo por la Iglesia sino también por algún partido para que se hubiera elegido Caja Murcia y no Unicaja.

-¿Usted trasladó dentro de su partido lo que se jugaba Andalucía y su Gobierno?
-No hay ni un dirigente del PSOE que no sepa lo importante que era la fusión.

-¿La cuota andaluza en el federal, Gaspar Zarrías (secretario de Política Autonómica), ha presionado lo suficiente?
-Pregúnteselo a él.

-¿Le pregunto su opinión?
-Zarrías ha estado en contacto con nosotros trabajando porque esto saliera bien. Ha tenido una relación muy fluida. Pero se nos piden responsabilidades de una decisión que no ha sido nuestra. Una vez que el Banco de España sacó Cajasur a subasta estuvimos trabajando para hacer ver que la cuestión económica no podía ser la fundamental. Pero ganó la BBK, la opción menos costosa para los ciudadanos.

-Pero ¿y si a la larga es más costosa en términos laborales?
-Entonces pediremos responsabilidades. Eso no puede ocurrir. No nos entra en la cabeza que una entidad tan solvente como la BBK no consiga los objetivos laborales que presentó Unicaja.

-¿Les falta peso político?
-No, no lo comparto. Griñán es un gran referente en mi partido, se le escucha y se le atiende. Hay decisiones que desde mi punto de vista y así se lo expuse al federal requerían de mayor coordinación, como es la reforma de la Lorca (ley de cajas). Hubiera sido bueno una mayor coordinación con las comunidades.

-¿Dijo Chaves a un grupo de diputados que a él no se le hubiera escapado Cajasur?

-No me lo creo. Cajasur, mandando Chaves, nos la quitó el PP. Él sabe que hemos hecho todo lo que teníamos que hacer.

-La fusión Unicaja-Cajasol ¿tiene algún plazo?

-Los políticos hemos hablado, ahora tienen que hablar los consejos de administración.

-Y ¿qué le dicen?
-Que sin prisa pero sin pausa.

-¿Qué porcentaje de éxito tendrá la fusión?
-Va a salir sí o sí.

-Pero Unicaja ¿ha empezado a tantear el camino de fusiones frías con otras entidades?
-No me consta.

-La confianza en Braulio Medel y Antonio Pulido es total por parte del PSOE-A.
-Total. Si no, no estarían de presidentes. Son propuestos por el PSOE y tienen su confianza sin ningún género de dudas. Se habla mucho de las relaciones. Son muy buenas, con proyectos conjuntos en muchas empresas. Yo no hablo de relaciones personales sino institucionales. Lo demás es secundario.

–¿Les gusta el espíritu de la reforma de la Lorca?
–Somos objetivos. Hay que capitalizar y profesionalizar las cajas. Las entidades financieras han tenido un problema, el Estado ha puesto mucho dinero para solventarlo y tiene que legislar para que no se repita. Eso ha hecho con la Lorca. Lo único que pasa es que desde nuestra comunidad vamos a focalizar en la idiosincrasia de las cajas de ahorros y en su fortalecimiento social. Lo decimos desde la coherencia porque ninguna caja andaluza ha tenido que acudir a los fondos del Estado para salvarse, excepto Cajasur. Desde haber hecho bien las cosas en las entidades vamos a defender una modificación legal en Andalucía que no pierda la idiosincrasia de cómo se concibieron las cajas.

–Eso ¿cómo se hace sin contravenir la ley estatal?
–Se puede salvaguardar el carácter social. Nos hemos leído muy bien la Lorca y estipula la participación privada en situaciones extremas. El carácter público seguirá prevaleciendo en las cajas andaluzas al privado. La filosofía con la que nacen las cajas de ahorros se puede salvaguardar con la modificación que hagamos de la ley de cajas de ahorros de Andalucía. A nosotros no nos gustan los SIP porque es un paso muy importante a la bancarización de las cajas y lo hemos dicho por activa y por pasiva. Y hemos recibido muchos palos de alguna provincia por decir esto. El tiempo dará y quitará razones.
 

Puede leer la entrevista íntegra en la edición en papel de El Correo.

  • 1