Local

La ley antitabaco hará perder a los bares andaluces 20.000 millones de euros al año

El sector de la hostelería andaluza -segunda pata del turismo, por detrás de los hoteleros- no ha apoyado oficialmente los actos de rebeldía de algunos bares insumisos a la nueva ley antitabaco, como el asador de Marbella o la cervecería de Cabra. Hasta ahora se mantuvo fiel a la disciplina legal, incluso criticó a los locales que siguen permitiendo fumar a sus clientes. Pero, transcurrida una semana desde que entrara en vigor la norma, la patronal de hosteleros ha contabilizado las pérdidas que han sufrido los bares sin humo, sobre todo los del pequeño comercio, y el primer balance es demoledor.

el 09 ene 2011 / 18:59 h.

TAGS:

El presidente de la Federación Andaluza de Hostelería, José Manuel Ledesma, dijo ayer que, de mantenerse la desaceleración de ingresos de los últimos días a causa de la ley antitabaco, las pérdidas alcanzarán los 20.000 millones de euros al año. "Se confirman las previsiones, sobre todo en bares, restaurantes y cafeterías, porque en plena crisis se ven obligados a invertir en costes no previstos (veladores, calentadores y sombrillas) con el fin de habilitar terrazas para fumadores", dijo Ledesma.


La cautela de la patronal parece haber terminado. Los hosteleros enviaron ayer un mensaje a la administración, apoyándolo en datos: la economía andaluza depende del turismo, el turismo depende en gran medida de la hostelería, y la hostelería parece tener cierta dependencia al tabaco. "El 65% de los turistas extranjeros que viajan a Andalucía son fumadores", dijo Ledesma, aludiendo a un estudio elaborado por la Federación de Hosteleros. El presidente de la patronal del sector cree que la ley antitabaco daña "la imagen" del país "como destino turístico".

España es el quinto país de la Unión Europea con más fumadores: un 35% de la población es adicta al tabaco, según el último Eurobarómetro. Andalucía se sitúa unas décimas por encima de la media nacional. España también es el quinto país de la UE en aprobar una ley que prohibe fumar en los espacios públicos, bares, restaurantes, aeropuertos, hospitales y entornos escolares. Antes estuvo Irlanda, Holanda, Grecia y Bélgica. La protesta de los hosteleros andaluces permite recordar el recorrido de ida y vuelta que hizo la ley antitabaco en los Países Bajos, precisamente a raíz del rechazo de los pequeños bares a acatar la norma. Los cafés holandeses, asfixiados por la crisis financiera, buscaron rendijas legales para burlar la prohibición. Igual que aquí, fueron advertidos y sancionados. Acabaron en los tribunales, donde un juez aceptó excepciones a la norma. Pero al final fueron las cifras, que mostraron un deterioro tremendo de la hostelería holandesa, las que hicieron dar marcha atrás a la prohibición absoluta del tabaco en los bares.

Los hosteleros andaluces han sido de los primeros en encender la alarma en España y en avisar a la Junta de que el sector turístico está en riesgo. "Los clientes están dejando de consumir y se está resintiendo el consumo", dice Ledesma, que acusa el "caos" que ha supuesto la entrada en vigor de la ley. "Los empresarios somos víctimas de esta ley, pero vamos a acatarla. No vamos a ejercer de policías ni inspectores con los clientes. Se advertirá a los consumidores y si alguien no cumple se avisará al 091, donde queda registrada la llamada", aseguró.

  • 1