Local

La Ley Audiovisual supera su primer escollo en el Congreso

La Cámara Baja respalda el texto con críticas de toda la oposición.

el 03 dic 2009 / 19:44 h.

El proyecto de Ley general de la Comunicación Audiovisual superó ayer su primer trámite parlamentario tras el rechazo en el pleno del Congreso de las enmiendas a la totalidad presentadas por ERC-IU-ICV y el PP.


Las enmiendas fueron desestimadas con 176 votos en contra, mientras que hubo 10 abstenciones y 149 a favor. En este sentido, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, opinó que se trata de "una buena ley, garantista, moderna, necesaria, equilibrada y liberalizadora" y, aunque reconoció que todo es mejorable, aseguró que es "un buen punto de partida".


De la Vega insistió en el "absoluto espíritu de consenso" que presidió en la jornada de ayer la elaboración del proyecto, extremo que sin embargo negaron algunos grupos como el PP y el PNV por boca de Miguel Ángel Cortés y Pedro Azpiazu, respectivamente. "No ha habido ninguna conversación con la oposición", indicó Cortés, quien reveló que a su partido le han llegado 600 enmiendas a la ley procedentes de unas 40 asociaciones. "No ha habido diálogo ni siquiera con el ministro de Industria", dijo el diputado popular.

El texto, apuntó, reconoce el derecho a poseer participaciones significativas en varios prestadores de servicios estatales de comunicación televisiva, pero limita ese derecho si en el momento de la fusión o compra se acumula más del 27% de la audiencia.
Mientras, Fernández de la Vega explicó que la ley regula las fórmulas de televisión de pago o acceso condicional como un derecho de los titulares de las licencias de TDT y limita el pago al 50% de los canales concedidos a cada licencia.

También se refirió la vicepresidenta al Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) que, dijo, "no solapa las atribuciones de los consejos de ámbito autonómico" y cuyos miembros serán elegidos por el Parlamento mediante mayoría cualificada de dos tercios del Congreso.


La creación del CEMA había creado ciertas suspicacias entre algunos grupos parlamentarios como el PP, PNV y CiU, que ven en él un instrumento del Gobierno para controlar los medios de comunicación y que temen que invada las competencias de algunos consejos autonómicos ya existentes. En este sentido, el diputado del PP señaló que el consejo será un instrumento "para vigilar a los medios de comunicación, cerrar licencias y que actuará de forma arbitraria".


Por último, De la Vega recordó que los estados son los que definen el modelo de financiación del servicio público de radio y televisión, pero es la Comisión Europea la que debe determinar si las ayudas estatales para esa financiación son compatibles o no con el Tratado de la Unión.

  • 1