martes, 26 marzo 2019
21:56
, última actualización
Local

La Ley las ampara

Cuando una mujer muere a manos de un hombre, exigen defensa todos los derechos conseguidos por las mujeres. Hay hombres que no soportan la libertad de las mujeres, ni donde las lapidan por no acatar leyes basadas en valores religiosos integristas, ni donde las matan...

el 15 sep 2009 / 22:32 h.

Cuando una mujer muere a manos de un hombre, exigen defensa todos los derechos conseguidos por las mujeres. Hay hombres que no soportan la libertad de las mujeres, ni donde las lapidan por no acatar leyes basadas en valores religiosos integristas, ni donde las matan porque el mundo de sus valores machistas, los van derribando, conquista a conquista, las mujeres. Es cuestión de sentimiento de propiedad. Las mujeres que se sienten amenazadas deben denunciar a sus amenazadores, pero incluso si no se atreven a hacerlo, son inocentes. Como decía la consejera de Igualdad Micaela Navarro, el único culpable de la muerte de Cristina es su asesino.

Son los asesinos los únicos culpables, asesinos entre los que, como alerta el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, en su libro Los nuevos hombres Nuevos puede haber machistas disfrazados de feministas, hombres sobre los que alerta Lorente porque defienden la igualdad como asunto ya conseguido, las mujeres, según ellos, ya han conseguido ser iguales tanto desde el punto de vista legal como en la vida cotidiana. Por tanto, si piden más derechos, lo que quieren es quitar más poder a los hombres, que deben defenderse, incluso con violencia. Son lo que Miguel Lorente considera "posmachistas". Cuidado con ellos, cuidado con todos los que temen perder un poder terrible e injusto. Es obligación de todas y todos animar a las mujeres amenazadas, a que denuncien. La Ley contra la violencia de Género las ampara, porque nació, precisamente, para defender a las mujeres frente a sus posibles y a veces ciertos, y bien ciertos, asesinos.

  • 1