Deportes

La leyenda negra de Mel es real esta vez

El Betis se ha desplomado en la segunda vuelta tanto en juego como en puntos, 10 menos que en la primera.

el 06 may 2013 / 23:54 h.

Pepe Mel pasea entre sus futbolistas / Marcamedia Pepe Mel pasea entre sus futbolistas / Marcamedia El mito que persigue a Pepe Mel desde que el fútbol es fútbol, él entrenador y las estadísticas una referencia más que muchos aficionados tienen en cuenta vuelve a cernirse sobre su trabajo en el Betis de esta temporada. La leyenda urbana en cuestión achaca al míster la caída en picado de sus equipos en la segunda vuelta. Científicamente hablando, la teoría dista bastante de corresponderse al cien por cien con la realidad: en la 2011-12, por ejemplo, el Betis cosechó 23 puntos en la primera vuelta y 24 en la segunda, pero la diferencia en la campaña en curso es tan grande que, esta vez sí, hay que llamar la atención sobre la brusca reducción de velocidad que ha experimentado el conjunto verdiblanco. Entre las jornadas 1ª y 19ª, el Betis consiguió 34 puntos que le permitieron alcanzar el ecuador del campeonato en la cuarta posición, en Liga de Campeones por tanto. Ganó once partidos, perdió siete y sólo empató uno, fiel a su costumbre de ser un equipo de extremos sobre el césped. Entre las jornadas 20ª y 38ª, sin embargo, será imposible que repita esa marca. De hecho, ni siquiera se acercará. Afalta de cuatro jornadas para que concluya el torneo, el equipo de Mel apenas ha logrado 15 puntos en 15 jornadas, con una media exacta y pobre de un punto por choque. En el mismo periodo de la primera vuelta sumó 25 puntos. Aeste ritmo, aun ganando los cuatro duelos que le quedan (Celta, Mallorca, Zaragoza y Levante), se quedaría con 27 puntos en el segundo parcial de la Liga, siete menos que en el primero. Si el Betis es capaz de recuperar esa vocación ganadora en este mes que lo separa de las vacaciones, está claro que se clasificará para la Liga Europa porque, aunque parezca increíble después de un registro tan deficiente, todavía va séptimo y con un partido de margen respecto a sus perseguidores. La duda es si Mel y sus hombres parecen en disposición de retomar el nivel que exhibieron durante la primera vuelta. Si la respuesta se halla en el tramo más reciente del campeonato, es no. El Betis sólo ha ganado uno de sus siete últimos encuentros (1-5 en Granada), un lapso en el que presenta un terrible balance de 6 puntos de 21 posibles en general y un 3 de 9 en su estadio, donde acumula tres empates consecutivos. El atasco delante de sus propios aficionados, precisamente donde debería cimentar su retorno a Europa, es sólo uno de los focos más llamativos de la crisis que sufre el Betis. Crisis de resultados y, lo que añade más gravedad al bajón, de juego, porque no puede decirse que el equipo haya merecido ganar muchos partidos que luego empató o perdió. La pegada lo salvó en muchos de ellos, pero el cansancio de hombres clave (Juan Carlos tras ser intervenido, Campbell, Beñat...) ha acabado pesando más que la puntería. La coyuntura, en definitiva, no es casual. Contando los encuentros de Copa, el Betis sólo ha ganado tres de los 17 últimos partidos oficiales que ha disputado, mientras que en los 17 anteriores logró diez victorias.

  • 1