miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Deportes

La Liga amenaza con ir a la huelga por la subida de impuestos a los extranjeros

El presidente de la Liga, José Luis Astiazarán, amenazó ayer con ir a la huelga si sigue adelante la reforma de gobierno de casi duplicar los impuestos a los futbolistas extranjeros.

el 03 nov 2009 / 17:10 h.

El presidente de la Liga, José Luis Astiazarán, calificó como “daño irreparable” y amenazó con “medidas de fuerza”, como la huelga, por la reforma del Gobierno de la llamada ‘Ley Beckham’, que prevé elevar del 24 al 43 por ciento los impuestos para los futbolistas extranjeros con sueldos superiores a 600.000 euros a partir de 2010.

“Para el fútbol español tendría unas consecuencias muy negativas y provocaría un daño irreparable porque nos haría perder potencia en el ámbito europeo, ya que la gran mayoría de los buenos talentos y jugadores elegirían otras ligas en lugar de la española”, manifestó.

A su juicio, el efecto de dicha modificación que fue votada ayer en el Congreso y cuenta con el apoyo del Grupo Socialista, junto a IU-ICV y BNG, “no sería sólo contraproducente en materia futbolística sino también se perjudicaría la llegada de científicos, artistas y gente de la cultura”.

Asimismo, estimó que esta supone una factura añadida de 100 millones de euros para el fútbol español, pero que aunque no lo hicieran con efecto retroactivo los clubes españoles “perderán potencia respecto a sus grandes rivales europeos”.

“Tendríamos menos estrellas, por lo que tendríamos menos valor como competición y afectaría a la explotación televisiva y competitividad de los equipos españoles”, indicó respecto a la reforma de dicha ley, aprobada en 2004, que entraría en vigor a partir del próximo año.

La eliminación de esta fiscalidad especial significaría, además, para el presidente de la patronal de clubes, “un coste importante para el futuro de todos los clubes españoles”. “Una norma así cambia el escenario de la industria del fútbol, por lo que nos veríamos obligados incluso a tener que tomar medidas de fuerza como parar la competición”, advirtió.

En este sentido, insistió en que un cambio en el modelo es un “varapalo importante” no sólo para los grandes clubes sino también para los de tamaño medio o pequeño. “Puede ser un golpe irreparable tanto para la fortaleza del campeonato nacional de Liga como para la competitividad de los equipos españoles en Europa”, recalcó.

Así, Astiazarán recordó que países como Reino Unido, Bélgica, Holanda e, incluso, Francia tienen medidas fiscales “similares” para favorecer la llegada del talento exterior. “Una modificación del régimen especial de expatriados nos haría perder la capacidad de seguir siendo la mejor liga del mundo, habría menos consumo en televisión y, en cadena, menos interés de los patrocinadores, menos afluencia a los estadios y el Estado ingresaría menos fiscalmente”, indicó el presidente de la Liga.

Además, los talentos nacionales, según él, no podrían desarrollar su formación alrededor de grandes figuras, “que es lo que ha hecho que España tenga grandes jugadores nacionales capaces de ser campeones de Europa gracias al esfuerzo de los clubes profesionales”.

  • 1